Seleccionar página

¿Acabas de vivir una separación y te sientes atormentada por la cantidad de miedos, dudas e incógnitas que tienes?

No te preocupes, no eres la única que está atravesando una situación así.

Cada día llegan al blog cientos de mujeres desde cada rincón del planeta buscando apoyo en este tema. Y las preguntas llegan sobre todos los temas que te puedes imaginar.

Hay quienes, por ejemplo, desean dejar de soñar con la ex pareja. O hay quienes, por ejemplo, desean saber cómo afrontar los futuros encuentros obligatorios ya sea por los hijos o por el trabajo.

La mayoría de estas mujeres han tomado la decisión de acceder a Siguiente Capítulo e iniciar el proceso para construir una nueva vida sin las sombras de sus relaciones pasadas. Y dentro de toda esta cantidad de mujeres he tomado las historias de 100 de ellas y he seleccionado lo que ellas consideran lo peor de vivir una separación.

A continuación encontrarás el resultado de este análisis:

Los 7 peores efectos de vivir una separación

Según la tendencia, este es el orden, desde el peor, hasta el menos grave de los efectos de vivir una separación. No se refiere al menos común, sino al que menos afecta en el corto plazo después de la ruptura amorosa.

Eso no significa que para ti también tenga que ser así. Así que por favor toma en cuenta que no es el orden lo más significativo de este resultado, sino los factores.

Si bien ya sabes que vivir una separación no es fácil, lo interesante es descubrir qué es lo que lo hace tan difícil.

Si es que en tu experiencia has vivido otro efecto que creas que debe ser incluido, por favor escribe un comentario al final del artículo. Te contestaré rápidamente y, si es que tienes razón, incluiré tu opinión también dentro de este listado.

Ahora si, es hora de empezar con los peores efectos de vivir una separación.

 

1. Los sentimientos de culpa

Los sentimientos de culpan son los que llegan primero, pero son también, los primeros que se van.

Lastimosamente estos sentimientos de culpa pueden ser realmente tormentosos y alargar el proceso para superar la separación.

Suelen ser una invasión de preguntas, cuestionamientos, frustraciones, etc.

Para contrarrestarlos, por favor evita pensar en el pasado, cuestionarte si hiciste lo correcto o no, o si existe algo que pudieses haber hecho diferente.

En este momento, justo después de vivir una separación, no estás con la mente o el corazón tranquilo para pensar con objetividad. Así que concéntrate en tu vida presente y en lo que debes hacer hoy para sentirte bien contigo misma.

Luego, cuando ya hayas recobrado las fuerzas, perdonado y superado el pasado, tendrás más claridad para analizar esos pensamientos.

Quizá en el futuro ni te interese hacerlo siquiera, pero de todas formas, lo importante es que hoy no es el mejor momento.

 

2. Ver a la ex pareja con alguien más

Lastimosamente en nuestras culturas latinoamericanas la infidelidad está demasiado presente. Crecemos con la concepción equivocada de que las mujeres debemos perdonar infidelidades a pesar de todos los daños emocionales que eso pueda causarnos, porque se dice que “eso es normal”.

NO, no y no. Están equivocados. La infidelidad no es normal, no está bien y no tiene porque ser aceptada si uno de los dos no se siente conforme con ello.

Pero lastimosamente la realidad muestra lo contrario y por eso, uno de los mayores miedos de las mujeres tras vivir una separación, es encontrar a sus ex parejas con otra persona. Y peor aún si se trata de la mujer con la que fueron reemplazadas.

Ante esto, debes saber que el tiempo de recuperación es relativo y superar una separación reemplazando a la pareja con otra no es la solución más sana. Nada asegura que aquella relación durará por siempre, no significa que tú seas menos que aquella otra mujer ni tampoco significa que tu ex pareja nunca te quiso.

Si tu ex está ya con otra persona, significa únicamente que tomó la decisión de que así sea independientemente de lo que tu hayas significado en su vida.

Y, eventualmente, cuando tu hayas superado la ruptura amorosa, tú también tendrás la oportunidad de vivir una nueva relación. Y de igual forma, ocurrirá independientemente de lo que tu ex haya significado en tu vida

 

3. Vivir la soledad

Pasamos la mayor cantidad de nuestras vidas rodeadas de personas. Familiares, amigos, pareja, colegas, vecinos, etc. y siempre tenemos alguien más en quien preocuparnos. Hasta que de repente, tras vivir una separación, estás obligada a afrontar tu propia compañía.

Y aunque estar sola no significa que vivirás en soledad el resto de la vida, a la mayoría de mujeres les aterra la soledad.

Tranquila, un momento a solas es justo lo que necesitas después de vivir una separación.

Un momento para llorar si así lo deseas, desahogarte, escribir todos tus pensamientos, etc. Todo eso es positivo.

También puedes aprovechar esos momentos para redescubrirte a ti misma sin la influencia de tu ex. Encontrar tu paz interior y definir la mujer que quieres ser después de lo que estás viviendo.

Te aseguro que no permanecerás sola si así lo deseas, pero, para relacionarte de forma positiva con quienes te rodean, es necesario que estés bien contigo misma.

4. Los problemas financieros

Ante esto, sólo quiero decirte una cosa.

¡Mujer, no le tengas miedo a las finanzas!

Quizá piensas que toda la administración de tus recursos es sumamente complicada y representa una gran nube gris pero no es así.

Independientemente de si acabas de vivir una separación o de si te encuentras en la plenitud de tu relación, debes saber manejar tus propias finanzas.

Tú eres una mujer capaz, hay un mundo entero por descubrir y jamás tienes que suplicar amor. Mucho menos si lo haces por miedo a perder el apoyo financiero.

No tengas miedo, tus pensamientos son tus barreras más grandes.

Y con esto no quiero decir que vaya a ser fácil separarte de una pareja y empezar a hacerte cargo de todos los gastos. No será fácil al principio, pero si es posible.

Tampoco tengas miedo de pedir ayuda a tus amigos o familiares o de leer e investigar por tu propia cuenta.

Atarte a una relación de pareja por miedo a la independencia económica es una respuesta cómoda, pero no necesariamente es más fácil que salir adelante y tomar el control.

5. Perder planes futuros

Increíble pero cierto, estamos más atadas a ideas, que al presente en el que vivimos…

Si, cuando estabas con tu ex hiciste planes futuros, imaginaste y fantaseaste con cómo sería todo de maravilloso. Y de repente la relación se acabó y aquel castillo de sueños se desvanece frente a ti.

¡ERROR!

Todavía es posible que realices todos esos suenios. Recuerda que tú eres la única dueña de tu historia y por lo tanto tienes el poder de cambiar los personajes que participarán en ese sueño.

De todo, lo más importante eres tú. Que tú aún quieras soñar y hacer realidad lo que deseas. Y para todo eso, debes estar en la capacidad de poder disfrutar de la vida que construyes.

Recuerda que incluso si deseas desterrar todos aquellos planes que tenías, sólo porque incluían a tu ex, siempre es posible generar nuevos planes. Sino lo crees, recuerda la historia de Paola y todo lo que ella pudo descubrir después de vivir una separación.

 

6. Perder a la persona

Por supuesto también está el efecto negativo de perder a la persona. Al fin y al cabo, de eso se trata la ruptura amorosa.

Tras vivir una separación queda un vacío en tu corazón, en tu rutina, en tu estilo de vida, en tu cama, etc. La persona hace falta.

¡Pero mucha atención con eso!

Es normal lamentar la ausencia de la persona, pero con ello no se ha ido toda tu vida.

Aún quedan presentes otras personas, actividades, obligaciones, etc. que son parte importante de tu vida. Nada va a reemplazar a tu ex y tampoco debes pretender hacerlo. Tan solo asegúrate de no perderte el resto de tu vida por la idealización de un reencuentro que no se parece en nada a la realidad.

Comprende a esta pérdida como una situación de tu vida que ocurre en un periodo determinado de tiempo. El vacío no quedará por siempre, ni tampoco será reemplazado. Sino que se convertirá en el recuerdo de un momento determinado de tu vida.

Recuerda, lo importante es NO dejar un espacio vacío en tu vida.

La vida que tienes debes aprovecharla, vivirla, construirla. Y no debes perderte de la oportunidad de nada a causa de un fantasma, alguien que ya no está presente.

 

7. Empezar nuevamente a buscar pareja

Finalmente hemos llegado al último de los peores efectos de vivir una separación.

Te recuerdo que el que este efecto ocupe el lugar número 7 no significa que sea el menos común o el menos importante. En realidad, todas las mujeres consideradas en esta muestra, a corto o largo plazo, llegan a afrontarse al miedo de buscar y/o encontrar una nueva pareja.

Si esta es tu situación, tienes que recordar que no hay una pareja ideal. La pareja se construye en base a las nuevas experiencias que juntos van creando y se fortalece con la decisión y compromiso de ambos de establecerse como pareja.

En realidad, los primeros instantes después de vivir una separación, la relación más importante que debes cuidar, es la que mantienes contigo misma.

Y por último, tampoco creas que porque has vivido una, o más decepciones amorosas, conoces todo sobre las relaciones de pareja. Ni caigas en la tentación de concentrarte únicamente en la lista de requisitos para encontrar pareja.

En realidad, si lo permites, las cosas no ocurrirán como lo imaginas sino de la forma que es mejor para ti.

 

 

¿Estás de acuerdo con que estos son los factores más difíciles después de una separación?

Si es así déjame tu comentario y cuéntame tu experiencia. Y si no, entonces deja un comentario y dime qué es lo que hace falta en esta lista.

Hasta pronto

Marie

 

​Recibe GRATIS

​directamente a tu correo electrónico:

  • Consejos para mejorar tu salud emocional
  • Guías para descubrir la mujer que quieres ser
  • Historias y anécdotas para reflexionar
  • Esto también te puede interesar