Seleccionar página

Paola es una mujer que cambió la tristeza absoluta que sentía, por una rutina que la animó a construir una nueva vida.

Ella aprendió lo importante de vivir nuevas experiencias para superar una ruptura amorosa.

Fue gracias al cambio en su estilo de vida que pudo recuperarse y superar a su ex.

Paola estuvo más de cuatro años en una relación y cuando ésta terminó, ella sintió que todo en su vida se acababa.

A pesar de que la relación no tenía grandes problemas, ella sabía que la rutina de los últimos años los había afectado.

Los días pasaron y ambos dejaron de interesarse por el otro, por lo que sentían y por lo que deseaban vivir.

Problema muy común que puede evitarse con una buena comunicación dentro de la pareja.

Y así, entre la rutina y desinterés, ambos se alejaron y la relación la acabó.

“Nuestra relación se acabó y yo tuve un momento de shock.

Recuerdo que me quede en silencio, tranquila intentando asimilar lo que ocurría.

Pero el único pensamiento que pasaba por mi mente en ese momento era el miedo de no saber qué iba a pasar con mi vida.”

Sería como siempre pero sin él

 

“Recuerdo haberme preguntado a mí misma en voz alta cómo iba a vivir de ahora en adelante.

Y la respuesta que recibí fue lo que más me asustó.

Mi ex pensó que la pregunta iba dirigida a él y me contestó que estaría bien, que viviría exactamente como lo hacía ahora pero sin él.

Nos despedimos, él se bajó del auto y entró a su casa.

Yo me quedé estacionada afuera por unos pocos minutos y luego manejé a mi casa llorando todo el camino.

Así empezaron los días en los que mi corazón se sintió más triste que nunca.”

Los días siguientes a la ruptura

 

“Las primeras semanas lloré incansablemente.

Cuando estaba en casa lloraba sin control, cada día llegaba del trabajo, me recostaba en el sofá y lloraba por horas, muchas veces hasta quedarme dormida.

Cuando estaba en el trabajo tenía ataques de llanto muy seguidos.

Me encerraba en el baño y gemía en silencio por minutos.

A penas recuperaba el aliento, me lavaba la cara y regresaba a mi puesto de trabajo para continuar con mis labores.

Hasta el siguiente ataque de llanto en el que repetía todo aquello.

Los fines de semana eran un tormento.

Pasaba viendo televisión sin prestar atención. Escribí enormes cartas a mi ex y varios mensajes de texto a los que él nunca contestó.”

Para Paola la angustia llegó el momento exacto en el que ella asimiló que tendría que hacer su vida sin su pareja. Ella no se imaginaba a si misma viviendo un día a día sin él y sin la rutina que juntos habían hecho.

Pensé que mi vida sin él no tenía sentido

 

Sentir que se quedaba sola fue el detonante de todo el miedo, incertidumbre e inseguridad que ella sintió.

Sin embargo aquellos sentimientos fueron más un reflejo natural y no pasaron por ningún proceso de entendimiento.

Paola se paralizó por el miedo y se quedó con aquel sentimiento de angustia en lugar de crear nuevas experiencias para superar la separación.

Ella necesitaba reactivar su vida con experiencias que la reconfortararan.

“Estaba convencida que mi vida podía existir solo junto a él.

Llevaba tantas semanas triste y llorando que llegue a pensar que nunca me iba a recuperar.

Debo confesar que aquellos días no hice mucho para sentirme mejor.

Mientras lloraba repetía angustiada que no podía estar sin él.

Me decía a mí misma que mi vida no tenía sentido y mucho más.

No quise salir de casa ni hablar con nadie.

Solo quería sumergirme en mis sentimientos de tristeza y quedarme dormida en ellos.”

Un final diferente cambio mi perspectiva

 

“El último fin de semana de aquella tormentosa época me la pase viendo películas románticas y por supuesto llorando.

La mayoría de las escenas eran de reencuentros llenos de ilusión y de amor y yo lloraba sin parar al verlas.

Estoy segura de que esto pudo haber continuado por meses.

Pero un día una de las películas tuvo un final diferente, almenos para mí.

En esa película la chica no volvía con su esposo por decisión propia.

Ella decidía poner un alto a aquella mala relación y en lugar de esperar que él cambiara, fue ella quien decidió no volver.

En aquella escena ella estaba en su nuevo mini departamento rodeada de cajas de mudanza.

El mensaje final de la película es que existen muchas formas de tener un final feliz.

Curiosamente eso fue lo que motivó el cambio en mí.

Yo no iba a tener el final romántico feliz con mi ex en el que volviamos a estar juntos por siempre. Pero eso no significaba que yo no podía tener un final feliz.”

Paola tuvo mucho miedo y tristeza al afrontarse a su vida sin su ex.

A pesar de que durante la relación ninguno de los dos estuvo interesado en la vida del otro, al terminar Paola sintió que le hacía más falta que nunca.

Ella ansiaba recuperar la relación, se imaginaba grandes reencuentros de amor y esperaba que él regresara a su vida.

Por eso ella se refugiaba viendo películas de amor.

Éstas le daban algo de esperanza en que la magía del amor podría volver a ellos.

Paola necesitó de una prueba que le demostrara que eso no iba a ocurrir. Y lo más importante, que le demostrara que eso no era necesariamente la única ni mejor solución.

Aceptar que volver con su ex no era el único final feliz que Paola podía tener, fue el primer paso para generar un cambio.

Sin embargo definir qué sería un final feliz no fue tan sencillo.

Nuevas experiencias para superar una ruptura amorosa

 

Al principio Paola no dejaba de pensar y fantasear en volver con su ex en un reencuentro mágico lleno de amor.

Luego comprendió que necesitaba vivir nuevas experiencias para superar la ruptura, pero no sabía por donde empezar.

Ella pensaba en posibles alternativas pero se frustraba al no poder decidirse.

Paola empezó por enfocarse en actividades que a ella le gustaran. Intentó reanudar sus pasatiempos y buscó amigos con los que quisiera conversar.

Al principio todo fue muy dificil para ella porque sentía que no había nada en lo que ella tuviera interés.

El problema estaba en que Paola no estaba segura de nada.

Ella no sabía por dónde empezar y cada intento la llevaba de regreso a recordar sus rutinas pasadas.

Lo que a Paola le ayudó mucho fue dejar de pensar en ella.

Las nuevas experiencias para superar una ruptura amorosa no llegarían desde sus rutinas. Por esto ella empezó a prestar más atención a las rutinas de vida que tenían quienes la rodeaban.

“Necesitaba ideas para saber qué hacer con mi vida así que me interesé por saber qué estaban haciendo otras personas. Especialmente personas que no eran tan cercanas a mi antigua relación.

Dediqué tiempo a escuchar las historias de otras personas.

Las nuevas experiencias para superar una ruptura amorosa llegarón al principio con las vidas de otros.

Conocí sobre los intereses que tenían otras personas y descubrí que había cientos de cosas diferentes que hacer.

Yo en realidad no tenía ganas de nada. Pero decidí dejar de sufrir por mi ex asi que me obligue a llenar mi cabeza de nuevos pensamientos.

Ya que me di la oportunidad de conocer más sobre la vida de otros, era hora de vivir a traves de ellos.

Opte por unirme a la mayoría de actividades.

Esa era mi oportunidad de llenarme de nuevas experiencias para superar una separación.

Al fin y al cabo tenía tiempo así que no tenía excusa para no intentarlo.”

Tanto por descubrir y algo nuevo que contar

 

“Acompañé a una prima a una clase de baile que me pareció imposible, pero me reí como no lo había hecho en mucho tiempo.

Acompañé también a una amiga de la universidad a una investigación de campo y vi en vivo el nacimiento de un osezno. Experiencia que jamás pensé en vivir!

Reestablecí contacto con tantas personas y conocí de sus vidas.

Descubrí sobre las cosas increíbles que es posible hacer en esta ciudad y me integré en nuevas actividades.

Cuando las personas me preguntaban sobre mi vida ya no contestaba nada sobre mi ex pareja.

Tampoco hablaba del proceso de recuperación en el que yo estaba.

Por el contrario, les contaba de las experiencias que estaba teniendo al compartir mi vida con otras personas.

Hablaba de los bailes de mi prima, de los osos y su hábitat, de los libros favoritos de mi mamá, etc. etc.

Mi objetivo se convirtió en tener siempre algo interesante que contar y al poco tiempo generé mis propias experiencias.

Ya no hablaba de mis cosas personales y tampoco necesitaba hablar del nuevo estilo de vida que tenía.

Yo misma demostraba con mi día a día la persona en la que me estaba convirtiendo.”

Pensar en el pasado impedía que me recuperase

 

Para Paola todo aquel proceso la llenó de nuevas experiencias pero aun así tuvo frecuentes sentimientos de tristeza.

Más de una vez pensó en su ex pareja y más de una vez deseó quedarse en casa sin hacer nada.

Pero ella no quería sentirse nuevamente tan triste como había estado.

Ella sabía que aunque fuera cansado y muchas veces sin sentido, debía buscar nuevas actividades en qué distraerse.

Paola estaba segura que nada le había ayudado más que vivir nuevas experiencias para superar una ruptura amorosa.

Ella sabía que el inicio era siempre difícil.

Tomar la decisión de salir de casa era lo que más le costaba pero jamás se arrepintió de hacerlo.

“Lo más difícil fue estar con mis amigos de siempre.

Ellos hacían muchas preguntas al respecto o incluso querían contarme cosas sobre él.

Pero eso era precisamente lo que yo menos quería.

Recuerdo que un día perdí un poco la paciencia y les dije que no quería que me volvieran a decir nada sobre mi ex.

Para que me comprendan intenté explicarles lo que sentía y lo que estaba intentando hacer con mi vida.

La verdad es que no creo que ellos hayan entendido nada de lo que les dije aquella noche.

Pero lo importante es que no volvimos a topar el tema de mi ex relación.”

La vida continúa, la vivas o no

 

“A veces parecía que el mundo a mi alrededor insistía en que mi vida no podía ser nada diferente a lo que había sido.

Pero con el tiempo comprendí que aquello era únicamente una percepción mía.

La cruda verdad es que al resto del mundo no le interesa tanto la vida de cada uno como nosotros creemos.

No todo gira en torno a nuestra crisis emocional y a los esfuerzos que hacemos para recuperarnos.

Al final de todo, nuestra vida es únicamente nuestra y cada uno es responsable de hacer algo positivo con ella y de sentirse bien al respecto.

Lo que si les puedo asegurar es que todos tienen algo que contar.

Todos tenemos algo que aprender y todos quieren escuchar cosas interesantes de ti.

La vida continúa como si nada, sin importar si queremos vivirla o no.”

Paola reemplazó el miedo que tenía por el descubrimiento de nuevas experiencias y ese debe ser un ejemplo para ti.

Te sorprenderás al ver la gran ayuda que significa vivir nuevas experiencias para superar una ruptura amorosa.

No te paralices, la vida continúa y tú tienes que continuar con ella.

Todavía hay mucho que descubrir del mundo exterior y de ti misma.

Ten por seguro que existe una infinidad de actividades que te llenarán de satisfacción y muchas personas con quien compartir. Solo debes darte una oportunidad para vivirlo.

El éxito estará en la medida en la que estés dispuesta a construir nuevamente tu vida.

Enfócate en construir una nueva rutina para ti misma.

Espero que esta historia te haya hecho reflexionar y que te motives a buscar nuevas actividades para superar una ruptura amorosa.

No olvides compartir esta historia y dejarme tu opinión o experiencias al respecto.

¿Cómo puedes tu olvidar a tu ex y empezar con el nuevo capítulo de tu vida?

El proceso de superación de una ruptura amorosa puede ser algo largo y dolorosa.

Pero no necesariamente tiene que ser así. Hoy por hoy puedes tener acceso a una ayuda muy especial. Te hablo del Libro “Siguiente Capítulo”.

Un libro especialmente hecho para mujeres como tú que te ayudará a superar tu ruptura amorosa recuperando tu fueza interior.

Si estás dispuesta a olvidar la relación que tuviste, pero todavía sientes que no puedes hacerlo, te aconsejo que tomes en cuenta los pasos de este libro, que te guiará paso a paso a superar tu separación.

Haz Clic Aquí Para Acceder al Libro ” Siguiente Capítulo”

 

Buena suerte y hasta pronto

Marie

Escritora y Coach especializada en Mujeres.
Creadora del Blog Historias para Mujeres y autora del Libro “Siguiente Capítulo”

Esto también te puede interesar