Antes de identificar cuáles son las características de una baja autoestima quiero que sepas que «tener una baja autoestima» no es una etiqueta que te define por entera, ni que cubre todos los aspectos de tu vida.

En el curso digital La Mejor Versión de Ti, te explico detalladamente cómo tu autoestima puede ser diferente en cada área de tu vida.

Y hago énfasis en este aspecto porque la autoestima es la valoración, subjetiva, que tienes de ti misma.

Sin embargo estoy segura de que hay una diferencia en la valoración que tienes de ti misma sobre tu aspecto físico, que la valoración que tienes de ti misma sobre tu desarrollo profesional o personal.

Si en conjunto sientes que no te valoras, que no te sientes cómoda contigo misma, que no te aprecias y cuidas como desearías, entonces vale la pena que tengas interés en mejorar tu autoestima y me alegra que hayas encontrado este artículo.

Déjame ayudarte a sentirte mejor contigo misma y a cultivar una mejor autoestima.

Para empezar te comparto unos sencillos y comunes ejemplos sobre las decisiones que toman quienes tienen mala autoestima.

Con ello podrás analizar cuán identificada te sientes, o no, y continuar leyendo.

Como segundo punto detallo las principales características de una baja autoestima y así podrás evaluar de mejor manera cómo es tu situación.

Y finalmente hablaré sobre las emociones que sobresalen en quienes padecen de baja autoestima.

Con toda esta información tú puedes evaluar y especialmente decidir cuándo quieres empezar a hacer un verdadero cambio en tu vida.

 

El efecto de una mala autoestima en tus decisiones

Es revelador reconocer cuales son las decisiones típicas de quien tiene mala autoestima porque en sus comportamientos diarios demuestra claramente la valoración que tiene de sí misma.

Quienes padecen de baja autoestima tienden a no tomar decisiones propias, no creen merecerse lo mejor y no consideran sus necesidades y deseos en su listado de prioridades.

Veamos si te sientes o no identificada con lo siguiente

 

# 01 Miedo a intentarlo

Quien sufre de baja autoestima se concentra en el problema y por ello al tomar decisiones de cambio ve todo el panorama oscuro y negro. Esta visualización negativa de cualquier resultado futuro hace que te sientas pequeñita, impotente y temerosa, así que no te animas a intentarlo.

De repente cualquier idea de hacer algo diferente se ve anulada con pensamientos que justifican y ratifican que la situación en la que vives no es tan mala después de todo.

Y así caes presa del miedo antes si quiera intentarlo.

Todo porque te haces escenarios negativos en tu mente que anulan cualquier oportunidad con la que sueñas.

Si te sientes identificada tranquila, no eres la única y has salida y solución a esto.

 

# 02 Mantienes relaciones mediocres o tóxicas

Precisamente por una negativa valoración de ti misma llegas a pensar que nadie te va a querer, o que debes satisfacer expectativas de otros, o que estás obligada a complacer para no quedarte sola.

Y todo esto es falso y una alerta sobre tu autoestima.

Tú mereces lo mejor y tienes completa capacidad de generar felicidad y dar felicidad.

Si sientes que esta es tu situación respira profundo, un trabajo consciente en tu autovaloración te hará establecer prioridades diferentes y límites.

 

# 03 Te descuidas o maltratas

Pospones la decisión de cuidarte dando prioridad a cualquier otra cosa o persona, o simplemente no tienes ganas de ti.

En lugar de tomarte el tiempo para descansar haces de todo por otros y jamás dices no aunque no quieres hacerlo.

Hay días que ni te arreglas, ni comes bien, principalmente porque sientes que no tienes valor, no hay razón en hacerlo, que te faltan las fuerzas.

Y este descuido se convierte un hábito y cada día cometes fallas contigo misma.

Si te sientes identificada abrázate fuerte y respira.

Esto nos pasa muchas veces y puedes trabajar en tu autoestima para así cultivar hábitos que te ayuden a cuidarte y a darte la atención y valor que mereces.

 

Principales características de una baja autoestima

Ahora si, hablemos de las principales y primeras alertas de tener una baja autoestima.

Una vez más, ten en cuenta que estas alertas no necesariamente aparecen en todos los aspectos de tu vida, quizá te va muy bien profesionalmente pero tienes serios problemas personales.

O quizá tienes una bella relación amorosa, pero la mala relación que tienes con tu cuerpo te está perjudicando en todos los aspectos.

O quizá no crees en ti y has abandonado tus sueños.

Lee las siguientes características de una baja autoestima y evalúa como es normalmente tu comportamiento y actitud contigo misma.

# 01 Auto criticarte constantemente

¿Cómo es la conversación interna que mantienes constantemente?

Si esta conversación sobresale por palabras negativas, por adjetivos hirientes, por limitaciones, etc. entonces es una de las más importantes características de una baja autoestima.

Quien tiene una autoestima sana sabe que una misma es su mejor compañera de equipo y elige resaltar las cualidades, defenderse, tratarse con amor y con respeto.

 

# 02 Te defines a ti misma inferior que otros iguales

¿Cómo te presentas a ti misma y cómo cuentas la historia de tu vida?

Si la definición de ti misma no enfatiza en tus cualidades, virtudes y valores es posiblemente porque ni siquiera te conoces a ti misma.

Y si la historia de tu vida resalta los fracasos que has atravesado, los problemas que enfrentas y lo que dejaste de lado en tu vida, entonces es momento de cambiar la óptima con la que te miras.

Quien tiene una buena autoestima se valora y reconoce como la dueña de sus capacidades y capaz de alcanzar sus sueños sin compararse ni negativa, ni positivamente con nadie.

 

# 03 Reduces o ignoras tus características positivas

Todas tenemos esa parte de cada una que no nos gusta.

En el aspecto físico pueden ser tus orejas o tus pies.

Quizá no te gusta tu voz o lo impaciente que eres.

Reconocer aquello con lo que no te sientes cómoda está bien y es positivo porque una persona con buena autoestima reconoce sus debilidades, pero enfatiza y valora sus fortalezas.

¿Reconoces tú tus fortalezas?

Y no me refiero a ponerlas en un listado, sino a vivirlas, valorarlas diariamente y a fortalecerlas con cada decisión, actitud y comportamiento.

 

# 04 Ignoras o no crees en quienes te hacen cumplidos y te valoran

He conocido centenares de mujeres maravillosas y tengo grabada en mi memoria su imagen cuando las conocí y vi en ellas mujeres extraordinarias completamente apagadas.

Yo, sus amigos y familiares éramos capaces de ver todas las cualidades y fortalezas de esas mujeres, pero ellas no se lo creían.

Y si te pasa igual, te entiendo y sé que no hay nada que vaya a hacer que cambie tu opinión hasta que no seas tú misma la que aprende a valorarse y a verte a ti misma como la mujer extraordinaria que puedes ser.

Si esto te ocurre ten la certeza que con ayuda y trabajo en ti misma puedes vivir diferente.

 

# 05 Crees en la suerte más que en el resultado

El típico «yo siempre tengo mala suerte» o «a mi siempre me pasan estas cosas» indica que has abandonado el poder que tienes sobre tus decisiones y que te has acostumbrado a vivir por debajo de tus estándares.

¿Y a los que les va bien?

Pues es porque han tenido suerte, porque otros los han ayudado, porque nacieron en mejores circunstancias, etc.

Esto muestra que no crees en ti y que en lugar de tomar el poder sobre tu vida, has decidido sobrevivir a una rutina que no es escogida por ti.

La pregunta es cuántos años más quieres seguir así.

 

 

Las emociones que sobresalen en quien sufre una mala autoestima

 

Finalmente quiero hablarte rápida y resumidamente sobre algunas de las principales emociones que acompañan a quienes tienen baja autoestima.

Ten en cuenta que si sientes las siguientes emociones no necesariamente se deben exclusivamente a una baja autoestima.

La baja autoestima es un motivo común de esas emociones, sin embargo no es el único y aspectos de salud, bienestar económico y ambiente social sano también deben ser considerados.

Lee a continuación y reflexiona sobre tu situación

# 01 Agotamiento y desmotivación

Es agotador permanecer peleada contigo misma.

Esa voz interior que no se calla, ese cúmulo de frustraciones, de sueños abandonados y de palabras que nunca dices.

Eso es agobiante y agotador.

La solución está en aprender a ser tu mejor compañera de equipo, a creer en ti y ser fiel contigo misma en cada decisión, comportamiento y actitud que tienes hacia ti y hacia el resto.

 

# 02 Culpa y frustración

¡Cuidado con este punto!

La culpa por considerarte lo malo, la responsable de no hacer las cosas bien o por repetirte que no eres capaz ya es terriblemente mala.

¡Pero aún peor es aquella culpa que cargas que no es tuya!

Aquella culpa con la que justificas las fallas de otros, con las que aceptas maltratos y con la reduces ante los otros.

Esa culpa hace un daño aún más grande.

La solución está en poner límites, en darte espacio y tiempo para cuidar de ti misma y trabajar conscientemente en cultivar una buena valoración de ti misma.

 

# 03 Tristeza y ansiedad

La tristeza y la ansiedad con emociones características de una baja autoestima, pero no significa que todas las personas que sufren de ansiedad o que se sientan tristes tienen mala autoestima.

Presta atención a tus emociones y analiza los motivos por las cuales las tienes.

¿Qué despierta tristeza y ansiedad en ti? ¿Cuándo ocurre más y en qué contexto?

Comprende tus emociones y mira si se relacionan a la forma como te tratas a ti misma, a lo que permites y justificas de otros hacia ti, o si se deben a circunstancias y momentos específicos a los que todas nos enfrentamos.

 

Conclusión

Espero que estas palabras te hayan acompañado por un análisis más profundo de tu situación y si es que en efecto, encuentras varias características de una baja autoestima con las que te sientes identificada, entonces es momento de tomar una decisión.

Decidirás continuar así, seguir leyendo sobre la autoestima, seguirte prometiendo cambios sin acción, etc.

O decidirás empezar a ser consciente del trato que tienes hacia ti misma, a construir una autoestima saludable y a cambiar esos malos hábitos para siempre.

Yo deseo y espero que escojas lo que te permita vivir con paz interior, aportando valor y respeto a otros y feliz y satisfecha contigo misma y las decisiones que tomas.

Si deseas que yo te ayude, guíe y acompañe en este proceso de amor propio, entonces te invito a inscribirte en el curso La Mejor Versión de Ti.

En el curso aprenderás a construir paso a paso una autoestima sana para cada uno de los aspectos de tu vida.

Hasta pronto

Marie