La amistad

La RAE define la amistad como el acto personal, puro, desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

Para mi, la amistad es la relación que tengo con las personas que están presentes en mi vida, que comparten mi día a día y que al estar junto a ellas me hacen sonreir.

Sin embargo estoy segura que para cada una de nosotras el significado de la amistad tiene una forma y un rostro diferente. Por este motivo este día es para ustedes.

Para aquellas lectoras de Historias para Mujeres que quisieron participar y utilizar este espacio para compartir su historia en el día de la amistad.

La idea

La idea nacio de hacer algo diferente por «San Valentín». Si, ya se que es una fecha sumamente comercializada, por eso mismo quisimos hacer algo dedicado a la amistad. Pero no algo que venga de mi sino de lectoras como tú.

La amistad según cada experiencia.

Hace un par de semanas escribí a mis lectoras proponiéndoles hacer público un articulo que incluyera anécdotas escritas por ellas y algunas de ellas estuvieron interesadas. El requerimiento era que debían ser historias en honor a la amistad. Lo que cada una de corazón deseara compartir.

No hay historias malas, pero es curioso ver que al hablar de amistad, cada una de nosotras piensa en algo diferente. Incluso pensamos en cosas completamente opuestas.

Hoy comparto abiertamente las historias que estas  mujeres quisieron compartir.

Esto es lo que ellas, al abrir la oportunidad de hacer públicas sus experiencias, quisieron contarnos sobre la amistad.


Historia escrita por Xiomara

«Historias! Mmm! La más importante en mi vida es a la cual agradezco los dos tesoros más preciados y significativos para mí; y que actualmente son los amores y más grandes amigos de mi vida!

la-amistad-XioEn alguna ocasión no cercana al día del amor y la amistad; un amigo que me pretendía me invitó a salir…

Yo estaba segura de que mi madre no me daría permiso. Tenía 17 años y nunca me dejaba salir; entonces yo tenía ya otros intereses, en especial deportivos. Segura de esto, le pedí que él mismo confirmara el motivo por el que supuestamente no podría asistir a la invitación. Cuando llamé a mi madre para obtener el “no permiso”, y le puse al teléfono; me sorprendí al recibir una respuesta afirmativa al permiso!!! (Siendo sincera, no quería asistir).

Las sorpresas no terminaban aún; cuando mi amigo me dijo que asistirían otros dos amigos que yo no conocía, podrán imaginarse la incomodidad; pues creció aún más.

No fue tan malo como pensaba; sólo que resulta que yo no tenía interés en mi amigo como él conmigo, en ese tiempo estudiábamos en la prepa y era mi mejor amigooo!

Dada ésta situación, me resultó atractivo uno de esos dos nuevos conocidos.

Finalmente en un lapso de 4 meses, me encontraba casándome con el padre de mis dos hijos. Hoy en día tienen 19 y 16 años, hombre y mujer. Mi niño es especial y ésta historia es la más grata que haya tenido con la significancia total que tiene el día del amor y la amistad.

Saludos!»

Xiomara (México)


Historia escrita por Carolina

La amistad a veces está sub valorizada. A veces idealizamos al amor y olvidamos que la verdadera amistad puede suplir en gran parte muchas falencias que tenemos cómo humanos…

Esta es una corta historia de una amistad que llegó en el momento menos esperado.

Era una chica alta, que me parecía hermosa, jamás me hubiese acercado a ella porque simplemente no pertenecíamos, al mismo grupo, a los mismos gustos o amistades, o había nada en común. Y además jamás me hubiese acercado porque no soy así. Decidí antes que pase nada, que esta persona no iba a aportar en mi vida sin saber que estaba dejando por fuera la posibilidad de tener una gran amiga por muchos años.

Un día esta persona se acercó a mí, me tomo completamente de sorpresa y sin dudar se presentó. Me atiborró de información, donde vivía, que le gustaba hacer, a quien conocía en la clase, con quien le gustaba pasar el tiempo y con quién no. Me contó donde había vivido los últimos años, acerca de su novio, de sus planes, y yo no atine a interrumpir. Realmente no entendía cuál era la razón por la cual se estaba dirigiendo a mi y solo pude estar ahí para ella.

Estoy segura que durante ese primer encuentro no logré argumentar nada, ni mucho menos hablar coherentemente. Sus historias de vida me llevaron a la salida de la clase donde habíamos iniciado la conversación. Bueno, más ella que yo, que aún no salía de mi asombro. Continuamos hasta la salida de la universidad y eventualmente terminó acercándome a mi casa en su auto. Ese día estoy segura que no entendí que acababa de pasar.

Esta persona extraña a mi y desconocida habría dejado una buena impresión. Realmente no pensé mucho y al día siguiente en clases, volvió a ocurrir, ella se acercó a mí y, empezó a charlar…. tomó un poco más de unas semanas hasta que realmente me sienta a gusto conversando con ella….

Esto ocurrió hace unos 12 años. El fin de semana anterior me vi conversando respecto a esta historia singular con mis hijos.

Recordando cómo su querida «tía» había entrado en sus vidas años antes que nazcan. Y como a partir de que ella no puso por delante sus primeras impresiones, o temores y se acercó a mí y confió aun antes de que nada pase, pudimos construir una hermosa amistad. Miles de retos cumplidos juntas, miles de llantos o conversaciones profundas.

Miles de mensajes y mucho amor…. amor en la amistad…!

Carolina (Ecuador)


Historia narrada por Wanessa

«Quiero contarles una historia que me enseñó mucho.

la-amistad-waneYo vivo desde hace poco en Alemania y al principio no fue fácil porque me encuentro sola y lejos de mi familia. Aquí conocí a una mujer bastante mayor que yo y al principio fue una amistad muy linda. Ella, aunque es mayor, ella tenía siempre planes diferentes y muy divertidos. Además podíamos hablar sobre varios temas y yo llegué a tenerle mucha confianza.

Tengo que aceptar que ella me ayudó mucho. Me trataba muy bien y me regalaba cosas.

Pero luego empezó a criticar mi cuerpo, cosa que yo nunca lo había pensado. Criticó mis labios, mi nariz, mis cejas y hasta mis caderas. Yo no entendía muy bien porque ella, que siempre era tan buena conmigo, empezó también a criticarme tanto y lo peor de todo es que yo me quedaba pensando al respecto.

Luego, por que perdí mi trabajo estuve muy triste, preocupada y confundida. Entonces la busqué y ella me dio el peor consejo que recibí en mi vida. Ella me sugirió que me dedique a prostitución. Yo no voy a juzgar a quienes lo hacen, pero sé que eso no es lo que quiero para mí.

Entonces yo entendí lo más importante: Una verdadera amiga jamás me diría algo así.

Luego busqué a mis otras amigas y pedí su ayuda. Ahí recordé la diferencia entre una buena amiga y una no tan buena. Una verdadera amiga te escucha y te ayuda a ser lo mejor de ti.

Y aunque a veces la extraño y a veces me hace falta no la he vuelto a buscar.

Entendí que no debo hacerlo porque una amiga verdadera no te critica para bajarte la autoestima. Ni te sugiere alternativas que sean dañinas para ti.

Una verdadera amiga es la que te escucha y está ahí para acompañarte en los buenos y malos momentos.”

Wanessa (Honduras)


Historia escrita por Verónica

La historia que aquí comienza es dedicad a la amistad. En realidad me es algo difícil expresar mis sentimientos, la realidad es que soy más de demostrar mi afecto y valoración a quienes amo con hechos y detalles. Pero creo que este escrito es importante para plasmar lo que significa la amistad y lo más impórtate, es una caricia para el alma de la persona que se convierte en tu hermana, cómplice, y compinche de tu vida.

La vida nos brinla-amistadda la oportunidad de conocer a muchos. Unos se van otros se quedan y todos forman parte de nuestra vida. Te dejan grandes momentos, historias y alegrías y esto hace que la vida sea especial.

Yo encontré a mi mejor amiga en donde menos lo imagine y esto comenzó hace años cuando me encontraba con problemas. ¡Saben! soy madre de familia, me quede sola con esa gran responsabilidad y no ha sido fácil. Sin embrago la vida es sabia y cuando menos lo esperé ella me brindo su compañía haciendo que los días fueran menos difíciles.

Lo impresionante es que a su corta edad me hacía reír, me mostraba que la vida valía la pena y podría ser mucho más fácil si nos encontrábamos juntas.

Nuestra historia está llena de contrastes; hemos llorado, reído, jugamos como chiquillas. Salimos de paseo, o simplemente vemos pelis en casa, platicamos horas sobre nuestros problemas, sueños, planes de vida. O bien compartimos ideas tratando de acomodar el mundo, en fin…..

Nunca me imaginé que la vida fuera tan generosa y me diera el mejor regalo de mi vida:

La mejor amiga, cómplice, y compañera para toda la vida.

Karina y yo tenemos una gran amistad, doy gracias a Dios por su existencia, y deseo compartir con ustedes que Karina es mi hija y ahora mi mejor amiga para siempre.

Doy gracias a la vida por mis amistades y por quienes llegan a alegrar mi vida y mi existencia. Aquellas que te dan lo mejor y que te extienden su mano para ayudarte sin interés.

Sin duda el amor y la amistad se encuentran en personas que realmente te aman y te aceptan tal como eres.

¡Aprendamos a escuchar y a mirar a las personas con los ojos del corazón!

Verónica (México)


Gracias a cada una de ustedes por compartir estas historias con nosotras!

Hasta pronto

Marie