Visitó su casa e inmediatamente quedó desencantada

 

Esta historia nos revela 3 cosas que desencantan a la mayoría de mujeres.

 

A todas nos ha pasado que estamos saliendo con alguien que es atractivo, parece interesante y nos tiene encantadas.

 

Todo es perfecto hasta que llega el día en el que conocemos su casa por primera vez y quedamos totalmente desencantadas.

 

¿Te ha pasado?

 

Esta es la historia de Julia, quien estaba en una conferencia de ciencias cuando el hombre más atractivo que había visto en aquel lugar se sentó junto a ella.

 

Durante las largas horas que duró la conferencia ellos cruzaron un par de palabras y cientos de miradas.

Julia estaba encantada, él se veía perfectamente bien arreglado, su ropa era impecable y él sumamente atractivo.

Al final del día conversaron un poco más, intercambiaron números telefónicos y acordaron volverse a ver ese fin de semana.

La cita fue genial, conversaron de sus vidas, de sus gustos y de sus historias. Al final de la cita se besaron y para Julia todo fue aún mejor porque lo besos fueron perfectos.

Entusiasmados salieron un par de veces la siguiente semana hasta que un día la madre de él lo telefoneó mientras almorzaban.

La madre de él le pidió ayuda con algo que causó que él suspendiera todo, pagara la cuenta sin siquiera haber acabado de comer y salieran rápidamente donde ella.

 

Julia pensó que debía tratarse de una emergencia y le cautivó que él fuera tan preocupado por su madre.

Llegaron a la casa y Julia se llevó la primera desilusión.

 

Tiene más de 30 años y sigue viviendo con sus padres

 

Cómo es posible que un hombre mayor de 30 años siga viviendo en casa de sus padres! Salvo circunstancias muy, pero muy, particulares este es un aspecto que desencanta.

Ya tiene 30 años, se supone que debería ya saber lo que quiere de su vida y estar construyéndola. Entonces ¿qué hace viviendo en casa de sus padres?»

 

Los hombres que han vivido solos saben manejar un hogar mejor y distribuyen su tiempo para hacerlo. Viviendo solos aprenden a conocerse a sí mismos, a valorar y respetar el valor de las cosas, del tiempo y del esfuerzo para lograrlo. Julia no podía entender que él siguiera viviendo con sus padres.

 

¿Sientes tu lo mismo?

 

¿Sientes que un hombre desencanta si sigue viviendo con sus padres después de los 30 años?

 

Para Julia este si fue un factor desencantador.

 

Pero espera, aún puede ser peor!

Ya estando ahí, y tras la primera desilusión, la madre de él dijo en voz alta desde el otro lado del cuarto:

 

Sobre tu cama dejé tu ropa planchada como te gusta

 

Su madre le plancha la ropa y eso incluye ropa interior poco sexi

 

El problema no es que su madre le ‘ayude’ y le planche aquellas camisas que necesita para algo especial. El problema es que él no sabe planchar y exige que otros le planchen su ropa ¡tal y como a él le gusta!

 

Inclusive la ropa interior…

 

Sobre la pila de ropa recién planchada había un paquete de aproximadamente 7 calzoncillos cortos, bombachos y blancos perfectamente planchados.

 

Aquella ropa interior parecía sacada de una máquina del tiempo, eran tan poco atractivos o sexis que la imagen que producían era incluso perturbadora.»

 

Toda esta escena revelaba sin duda lo temático que era él, y para decepción de ella, entendió que lo bien vestido y apuesto que él siempre estaba era debido a que su madre hacía todo y no a que él fuera cuidadoso y detallista.

 

En ese momento Julia se sentía bastante menos atraída a él cuándo vio lo peor…

 

Pared y muebles llenas de figuras de dibujos animados

 

Está bien, todos tenemos gustos diferentes y somos fans de ciertas cosas. Pero tener más de 30 años y tener la pared entera de figuritas de dibujos animados es inaceptable!

 

Me pareció totalmente patético!»

 

 

Si alguna vez saliste corriendo después de ver algo así no debes sentirte culpable, la mayoría de nosotras lo haría. Julia lo hizo.

 

El chico en cuestión terminó de cambiar las pilas del control remoto de la televisión de su madre (esa era la urgencia) y estuvo listo para continuar con la cita que tenía prevista con Julia.

 

Ella se excusó diciendo que estaba cansada y nunca más volvieron a salir.

 

¿Qué hubieras hecho tu?

Cuéntame tu experiencia!

Muchos saludos,

Marie.

[afterpost]