Sabías que puedes eliminar los pensamientos negativos por medio de los deseos?

 

Una de las barreras más grandes que he tenido que superar es aprender a controlar los pensamientos negativos que han invadido ciertos momentos de mi vida.

Por ello he investigado durante años distintas técnicas que me ayuden y hoy te quiero compartir una gran estrategia para eliminar los pensamientos negativos.

Te quiero mostrar como eliminar los pensamientos negativos por medio de los deseos. Los deseos son la base de nuestras metas y nuestras metas el motor de nuestras acciones.

Los pensamientos negativos aumentan porque NO TIENES CLARO qué sueños quieres alcanzar.

¿Qué es lo que te motiva a levantarte y dar lo mejor de ti cada día?
¿En qué está ocupada tu mente?
¿Qué es lo que quieres alcanzar cada día?

 

Las respuestas a estas preguntas serán la clave para que se acaben tus pensamientos negativos.

 

Si tú estás luchando frecuentemente en contra de pensamientos negativos.

Si buscas evitar que estos pensamientos te roben energía, vida y tiempo y deseas eliminarlos para que dejen de atormentarte, usa esta estrategia que te ayudará a eliminar tus pensamientos negativos por medio de tus deseos.

 

1.   Identifica el tema sobre el cual se desarrollan tus pensamientos negativos.

 

Ya he recomendado formas para controlar los pensamientos negativos y siempre enfatizo que identificarlos es lo más importante.

Muchas veces podemos sentirnos abrumadas por estos pensamientos y es por eso que identificarlos nos ayuda a ponerles un nombre y un tamaño real. escribe

Tus pensamientos negativos se están generando por un motivo y es importante que aprendamos a identificar qué es lo que nos molesta.

Piensa cuál es el motivo sobre el cual se generan estos pensamientos negativos, si es posible escribe una lista.

Tómate el tiempo para realizar esto, describe la mayor cantidad de detalles que puedas. Saca de tu mente todos esos pensamientos negativos e identifícalos.

Estos pueden ser pensamientos respecto al trabajo, el manejo del hogar, tu pareja, tu aspecto físico, etc.

 

2.   Identifica los miedos que tienes al respecto

 

Los pensamientos negativos ocurren principalmente porque tenemos miedos.

Y el miedo es un sentimiento tan fuerte que es capaz de paralizarnos. miedos

Aunque por un lado congela nuestras acciones, al mismo tiempo produce pensamientos rápidamente.

Esto se convierte en un embudo negativo, mientras más miedos tienes, más pensamientos negativos llegarán y viceversa.

Es hora de detener esto.

Ya superaste el primer paso, ya tienes identificado el tema o los temas que sobre los cuales produces pensamientos negativos.

Tienes frente a ti una lista de temas.

Ahora debes definir cuáles son tus miedos al respecto.

No te preocupes con esto, todas tenemos miedos.

Es importante que puedas identificar los miedos que tienes alrededor de tus pensamientos porque eso te ayudará a afrontarlos.

Ya sea uno o varios, lo importante es que junto a la lista de temas puedas tener la lista de miedos.

 

3.   Establece un deseo al respecto

 

Ya sobrepasamos el primer y segundo punto. Ya sabes sobre qué temas son tus pensamientos negativos y ya sabes cuáles son tus miedos específicos.

Ahora tienes que pensar en un deseo al respecto.

¿Qué deseas que fuera diferente?

¿Qué quieres alcanzar en ese tema? deseos

Establece tu deseo lo más grande que puedas. Mientras más grande sea mejor.

Ahora escribe tu deseo!

Tus deseos pueden ser subir de posición en el trabajo, bajar 10 libras, tener una familia, mejorar tu relación de pareja, reestablecer el contacto con un familiar, etc.

Todos los deseos están bien!

Si tu deseo es ser millonaria y tener 5 perros con quienes pasar todo el día… entonces está bien.

Sea cual sea tu deseo, escríbelo.

 

4.   Convierte tu deseo en metas cortas

 

Piensa que no hay nada imposible de alcanzar, si tienes metas claras, cada deseo es posible de realizar.

Hasta este momento ya sabes qué es lo que te causa tantos pensamientos negativos, ya sabes cuáles son tus miedos y sabes también qué es lo que desearías alcanzar.

Ahora es momento de hacer un plan para controlar tus pensamientos negativos por medio de tus deseos. paso-a-paso

Establece tus metas en verbos activos,

“me levantaré más temprano 3 veces entre semana para….”,

“Comeré todos los días una fruta a media mañana para llenarme de energía y mejorar mi metabolismo”

“No me quejaré de nada 2 días a la semana”

“Fumaré un cigarrillo menos cada dos días”

Sea lo que sea que funcione para ti, debes escribirlo, mientras más metas cortas establezcas mejor será.

Estas metas cortas se convertirán en el camino para alcanzar tu deseo más grande.

Por lo tanto, identifica la mayor cantidad de metas cortas posibles.

Todo sirve.

Cada pequeño cambio que te ayude a lograr tus deseos es positivo.

Al hacerlo, tu mente se irá transformando, poco a poco reemplazará los pensamientos negativos con tu plan de acción y cada paso que des te hará sentir mejor contigo misma.

Ten presente que tener metas definidas es un factor muy importante para ser una mujer feliz.

 

5.   Recuerda cuáles son tus metas y deseos

 

Para alcanzar tus metas debes estar segura de ellas y afrontarlas, no esconderlas en el cajón de cosas pendientes.

La mejor forma de afrontarlas y luchar cada día por ellas es manteniéndolas presentes en tu día.

Debes recordarlas y pensar en ellas todo el tiempo.

recuerda

Para recordarlas más a menudo yo recomiendo que las escribas, en todos los lugares posibles, escríbelas, recuérdalas y habla de ellas.

Distribuye notas por toda la casa, programa recordatorios diarios, pide a alguien cercano que te las recuerde.

Mientras más lo visualices más trabajarás por ello y más logros irás obteniendo.

Y si sientes que fallas, estas notas están para recordarte que no te rindas y que te esfuerces más.

 

¿De qué forma estos pasos te ayudarán a controlar tus pensamientos negativos?

 

Tus pensamientos cambiarán porque pasarán de producir miedos a producir acciones y estas acciones son un motor para combatir los pensamientos negativos.

 

Pensamientos como “me veo muy mal” deberán pasar a “hoy me esfuerzo para verme bien y mañana lo volveré a hacer”.

O “no me gusta mi trabajo” pasará a “hoy mejoré mi forma de trabajar, lo seguiré haciendo hasta poder pedir un cambio de posición o sueldo”.

 

Un último ejemplo, tu pensamiento podrá pasar de “estaré siempre sola” a “Haré una actividad para rodearme de personas y disfrutar de su compañía”.

Si identificas qué es lo que deseas y defines metas claras para alcanzarlo, tu mente y cuerpo estarán activos hacia algo positivo.

Poco a poco irás ganando la batalla en contra de los pensamientos negativos.

 

Buena suerte!

 

Marie

 

Compártelo y ayuda a más mujeres a controlar los pensamientos negativos.

¿Seguiste estos pasos para controlar los pensamientos negativos?

 

PS: Déjame un comentario y cuéntame cómo te fue con estos pasos