¿Cómo funciona tu vida?

¿Cómo lograr que tu vida valiera la pena?

¿Cómo ocurre la magia en tu vida?

Quiero explicarte algunos estados de consciencia en que tal vez te encuentres tú:

Imagina tres gradas o escalones.

Estos los vamos a llamar estados de consciencia o dimensiones mentales.

Cada persona que habita cada uno de los escalones parece que viviera en un mundo totalmente diferente.

Aunque sean vecinos, las vivencias de cada uno de ellos es diferente; se trata como universos paralelos.

Estos son los tres estados de consciencia:

  1. Víctima
  2. Responsable
  3. Iluminado

Vamos hablar de cada uno de ellos:

 

Primer estado de consciencia: Papel de Víctima

En este estado de conciencia estamos el 80% de la población según algunos estudios.

Gobierna la ley del talón, ojo por ojo y diente por diente, estado en donde todo es sufrimiento, lucha, dolor.

Esto lo podemos ver reflejado en noticias, conversaciones con vecinos, compañeros de trabajo, etc.

Siempre el tema de conversación es la queja, dolor, sufrimiento es decir el mundo es como un “valle de lágrimas”.

Si pones atención en las palabras que utilizan es: que no hay, todo está peor, es el fin del mundo, la crisis, ya no alcanza para vivir, no hay trabajo, que estrés es seguir viviendo así.

¿Qué te puede enseñar una persona así?

Más de lo mismo, es víctima de su propia película creada creyendo que todo lo que vive es real.

Es inútil querer cambiar a una persona así, salvo que ella misma se dé cuenta que está viviendo una vida sin vida, es decir ‘sobreviviendo‘.

Esto puede ocurrir a todos en la mayoría de los ámbitos de la vida; relaciones de pareja, trabajo, hijos, dinero, éxito profesional, etc.

Puedes tener conflictos en un área específica o en todas al mismo tiempo.

Quizá tienes un trabajo pero no tienes tiempo para tu familia.

Tienes trabajo, salud pero estás sola, sin pareja.

Tienes pareja pero vives un infierno de mentiras e infidelidad o tienes dinero pero tienes problemas de salud etc, etc.

Es decir, siempre habrá algo de lo que tengas que quejarte cada día todos los días.

¿y ahora por dónde lo hacemos?

Por redes sociales, colgando mensajes que dicen lo mal que está nuestro mundo, por WhatsApp, y en conversaciones con otros.

Esta “pesadilla” en la que vivimos y la que hemos llamado así, no es buena ni mala, solo es el escenario donde se presenta tu película, el drama de tu vida.

En otras palabras no hay nada que arreglar en la proyección allá afuera, ya que todo está ocurriendo dentro de ti.

No le eches la culpa al mundo de lo que te ocurre o serás una víctima pero no del mundo sino de ti misma.

Desde este estado se puede vivir toda la vida sin darte cuenta que hay otro escalón al que puedes subir siempre y cuando empieces a preguntarte cosas como:

¿Quién soy Yo?

¿De dónde vengo?

¿Qué sentido tiene todo esto?

Cuando empiezas hacerte estas preguntas empiezas a buscar ya te conviertes en “el buscador”.

 

Segundo estado de consciencia: El Buscador o Responsable

En este nivel o escalón se encuentra el 19% de la población con mayor o menor empoderamiento.

Nos han metido el cuento que no estamos completos, que nos falta algo, que siempre debemos estar buscando.

No hay nadie en este mundo que no busque alguna cosa y que crea que eso le dará la felicidad.

Esto nos dice que hay una creencia impuesta o heredada de que hay algo afuera de sí mismo y que algo de allá afuera le podrá completar.

Buscar implica que se carece de lo buscado.

Como no tengo paz interior, lo compro.

Como no soy empoderada, busco un taller, un manual, me refugio en la religión, etc

Algo que me de lo que me falta, lo que no tengo.

En otras palabras; el buscador es alguien supuestamente imperfecto que desea alguien quien le lleve al camino de la perfección.

Con este objetivo siempre buscará y buscará y se perderá en uno y mil caminos que le lleven a ninguna parte, es un busca pero no encuentres.

Toda la publicidad que encontramos ahora va directo a tus miedos más íntimos:

Miedo a estar sola, miedo a estar sin dinero, miedo a todo.

Para que con la religión, los libros, talleres, cursos, charlas, conferencias logres encontrar lo que te falta.

 

¿Cuál es tu mayor anhelo?

Si no me equivoco tu mayor anhelo es ser feliz, ser libre, vivir tranquila con todas las comodidades, tener una linda familia, no ser presa de tus propias cadenas mentales que como no las puedes ver son más difíciles de romper.

Para diferenciar voy hacer una clasificación de necesidades para tu mejor entendimiento.

 

Los presos empoderados

Yo pienso que los presos empoderados son presos responsables donde juegan a vivir de las apariencias.

Ellos están en una cárcel hermosa, cómoda con más dinero, una casa bonita, un hermoso carro, con todas las cosas materiales, siendo la satisfacción y el orgullo las cosas materiales que todo se vea bonito por fuera.

Unos lindos hijos educados, hermosa familia para postal de fotografía, pero siguen siendo presos. Solo se esfuerzan por mejorar su cárcel nada más.

En mi opinión estos tratan de liberarse de los efectos llenando de cosas su vida, decorando con cosas bonitas pero sin darse cuenta que cambiar los efectos es como cambiar el reflejo del espejo.

Para cambiar o mejorar algo en nosotros debemos tocar la llaga, abrir la herida, escudriñar allí,  es decir ir a las causas que está provocando sentirse bien en una hermosa cárcel.

 

Los empoderados responsables

Los empoderados responsables donde se plantean hermosos objetivos de inicio de año.

Desde mi perspectiva ellos saben que organizar todo a la perfección les dará la felicidad, se exceden en el control y cumplimiento a cabalidad de las reglas.

Son fieles religiosos, se dedican a hacer el bien por los demás, están en obras de ayuda social, quieren ayudar a ver este mundo mejor.

En ese ir y venir se sienten frustrados por que se dan cuenta que siempre tienen que hacer todo el trabajo y que hay pocas personas que les ayudan.

Es donde buscan un coach, buscan un curso que les ayude a empoderarse, buscan un maestro o gurú,  leen libros, etc

De alguna manera te dan una pastilla que sirve de amortiguador  para que todos tus problemas se oculten y creas que ya te has mejorado.

Y yo veo que esos solo son métodos que te sirven para soñar mejor y más profundo, es decir como decimos por aquí te estas tuneando de capas y capas de cosas que no eres, te estas maquillando ocultando tu verdadero ser.

 

Los empoderados ambulantes

Aquí se encuentran quienes ya tienen un poco de conocimiento y a ese conocimiento lo hacen propio y deciden ayudar a otros.

Los que te ofrecen las cosas fáciles, de alguna manera engañan a tu ego para que tome acción por una u otra alternativa.

Se basan en tus creencias que tienes de la vida, para brindarte una solución a tus problemas, van directo a tu mente a tu ego de querer más y más conocimiento.

Aquí en este tipo de empoderamiento empiezas a encontrar una gran variedad de alternativas o formas de encontrar un poco de felicidad, usando la meditación, yoga, metafísica, religión, budismo, chamanismo, encuentras un sin fin de técnicas para apaciguar tu dolor.

Pero qué sucede si te encuentras aquí.

Quieres más, siempre estás buscando, tu ego está buscando y te conviertes en la liebre que corre y corre, te pasan persiguiendo, y cada vez hay liebres más veloces y de pronto un día te detienes y te preguntas:

¿Para que corro tanto?

En la película de Forrest Gump le ocurre eso hay un momento de revelación profunda donde por un momento hace una pausa y deja de correr y no porque este cansado sino porque ya no le apetece seguir corriendo,  no está cansado sino ya ha tenido suficiente.

Y empieza a pensar que debe haber otro modo de actuar en la vida que vivir corriendo y buscando.

Algunas personas me dicen: «yo he estudiado de todo, PNL, he leído todos los libros de crecimiento personal, etc.», pero solo al hablar te puedes dar cuenta el nivel de conciencia de una persona, como se expresa que dice y que palabras utiliza.

Y

¿si desde ahora dejas de buscar?

Y si te preguntas

¿a qué me conduce seguir buscando?

Estas respuestas puedes dejarme en los comentarios para guiarte un poquito más.

 

Un poco de mi historia

Eso me ocurrió a mi. Pasaba corriendo y corriendo buscando un curso, sacando títulos, buscando algo que me ayude a estar tranquila feliz y en paz.

Y te digo …

En ningún curso lo encontré, fue un proceso que había que seguir, pero no me dio la felicidad.

En ninguna cosa material:

Que si tengo esa casa linda, un hermoso carro, me voy al viaje soñado, controlando todo, o simplemente siendo solo una víctima  voy hacer feliz, y vivir en paz

Porque me di cuenta que a donde vaya, iba con mi mente, con mi ego con mis creencias, con mi forma de ver el mundo.

Solo quería tener una inmensa paz, relajación, calma, certeza y seguridad  algo que le veía muy lejano en mi.

El problema no era afuera, era en mí, en mi forma de ver el mundo en mi estado de conciencia.

No olvides que estamos entrenados para vivir en la hipnosis colectiva de creer que la felicidad depende de conseguir algo por uno mismo.

Y nos han instruido en la cultura del “hacer”, no en la del “ser”.

Hay algo mejor que “hacer y conseguir” y consiste en “ser y conseguir”.

En la mayoría de mis clientes se puede definir esta línea muy clara es que no sé qué hacer, es que no quiero hacer, es que no, es que no…

Pero cuando se empieza a profundizar en la sesión de coaching se va entrando “al ser” a ese lugar que solo la persona pueda habitarlo, solo cada uno puedo llegar a ese lugar.

Y en algún momento de la conversación hace clic y despierta por un momento al sueño dormido.

Pero ese milisegundo es suficiente para darse cuenta y cambiar de estado de conciencia.

Es desde el estado mental en el que ocurre, creer que para esa persona es posible

Cuando te rindes al intelecto a la mente al  ego  dejas de vivir desde ese estado de conciencia de dolor sufrimiento, tristeza angustia.

 

Tercer estado de consciencia: El Iluminado

 

Imagina que estas soñando y que en el sueño suena el teléfono entonces tienes dos opciones:

  1. Integrar la llamada al sueño y soñar que contestas pero sigues soñando
  2. Asumir que la llamada procede de otro lugar distinto al sueño, la realidad y que has de despertar para contestar la llamada.

Tú eliges.

Todos somos llamados a despertar, no una sino muchas veces pero no todos eligen hacerlo. Todo lo que ocurra a partir de ahora es lo que tu decidas.

En el primer caso seguirás dormido

En el segundo caso despertaras.

Sobre esto te voy a dar unas ideas clave para tu entendimiento

Despertar: recordar quien eres. Algunas veces

Iluminación: reflejar eso en tu vida cotidiana. En estado permanente

¿Quién es un ser despierto?

– Es un observador de sus pensamientos no es sus pensamientos

– Sabe que es amor, lo siente y no miedo

– Está en el presente

– Hay congruencia en lo que dice, piensa, siente y hace

– Entiende que no es el cuerpo, la mente, la profesión, tampoco es la edad ni el lugar donde vive.

– Simplemente es y en ese instante ya es…

– Sabe distinguir cuando es la mente, el ego, el estado de víctima, responsable o empoderado.

– Siente y escucha a su verdadero ser su Yo Soy o Ser Superior

– No importa si es por unos instantes ese despertar ira aumentando y se podrá ir convirtiendo en un ser Despierto.

 

Ideas locas del despertar.

– Dejar de creer que el poder está en manos de otros

– Creer que se es indigno y que hay que purificarse limpiarse.

– Que la iluminación es un acontecimiento místico algo fuera de este mundo

– Engañarse creando una relación de dependencia de un maestro o gurú espiritual.

 

Ideas claras del despertar

– La iluminación es un estado de conciencia es un darse cuenta, darse cuenta es hacerse consiente y puede ocurrir en menos de un segundo.

– Solo necesitas claridad, la luz y permitirte vivir ese mili segundo.

– Es permitirse experimentar lo que ya eres.

– Admitirlo es el principio de la solución

Espero que este articulo te ayude a identificar en qué lugar te encuentras para que puedas tener una visión global de lo que puedes y quieres en tu vida

Siempre está en tu decisión de elegir.

Con cariño Patty Gavilanes.