Las relaciones de pareja (al igual que todo tipo de relación) evolucionan a través del tiempo y cada etapa de la relación tiene su beneficio, función y necesidad.

Comprender cómo funciona, la evolución que debe tener y las características que la definen, te ayudará a aprovechar mejor de tu relación.

¿Tienes miedo de que tu relación pierda el encanto?

¿No comprendes qué es lo que le ocurre a tu pareja?

¿Sientes que las cosas ya no son lo mismo que antes?

Entonces debes leer este artículo.

Quizá no ocurre nada malo con tu relación, quizá se trata únicamente de una evolución normal que debes entender.

 

Beneficios de comprender sobre las etapas de una relación de pareja.

 

Durante el cambio entre cada etapa de la relación nos enfrentamos a comportamientos diferentes que son naturales y no deben asustarte.

Por el contrario, comprenderlos te dará la seguridad que necesitas para disfrutarlos.

Cada una de las etapas de una relación de pareja tiene sus aspectos “bonitos” y “no tan bonitos”.

Pero mientras más conozcas al respecto, más fácil te será comprender lo que estás viviendo y aprovecharlo de la mejor manera.

Además, comprender lo que ocurre te ayudará reducir y/o solucionar posibles conflictos.

 

Primera etapa de una relación de pareja

El enamoramiento

 

La primera etapa de una relación de pareja es el enamoramiento.

La etapa que a todas nos encanta vivir.

Esta etapa se caracteriza por incluir emociones fuertes.

Parecería ser que todos tus sentidos se afinan y que cada palabra, mirada y caricia es más profunda y especial que nunca antes.

Durante esta etapa, ambos se concentran en descubrir en el otro aquellas características que encuentran positivas.

Sobre todo en aquellas que tienen en común.

Esto permite a la pareja ilusionarse y fantasear con futuros momentos juntos.

Pero mucho cuidado de caer en exageraciones positivas y terminar idealizando una relación irreal

No es bueno dejarse cegar por el enamoramiento pero está bien concentrarse por un momento en lo positivo.

¿Por qué es tan grandioso enamorarnos?

Porque en esta epata de la relación de pareja tu cerebro produce más bienestar que antes.

Tal y como lo señalan los estudios de la doctora y codirectora de la clínica de bienestar sexual Pattricia Mumpy, es inevitable sentirse bien al estar enamorados.

Todo porque tu cerebro produce y libera químicos que te den la sensación de satisfacción.

Lo curioso es que no son solo los químicos de tu cerebro lo que aporta en esta etapa de la relación de pareja.

Al sentirte bien tienes inmediatamente una mejor actitud.

Así, tu percepción y reacción ante las situaciones normales es también mucho más positiva.

 

Segunda etapa de la relación de pareja

La vinculación

 

Esta etapa de la relación es también conocida como la etapa en la que la relación real se genera o como la etapa de conocimiento.

Y es que pasado la ilusión del enamoramiento, las parejas se presentan unas a otras más reales y humanas.

Durante esta etapa de la relación, las personas conocen también aquellos aspectos en los que no están de acuerdo.

Y las diferencias pueden ser muy grandes e inaceptables o tolerables y compatibles.

Mucha atención si durante este tiempo llegas a comprender que tu pareja y tu tienen valores de vida diferentes.

De igual forma presta atención al identificar comportamientos inaceptables.

Si alguno de estos es tu caso, entonces debes considerar romper con la relación. Mientras más pronto te libres de las malas relaciones, mejor.

Volviendo a las características de esta etapa de la relación.

La relación no es solo con tu pareja sino también con el entorno de ambos.

Durante este tiempo la pareja suma a la relación personajes externos.

La familia y/o amigos son integrados y la relación se desarrolla dentro de un entorno.

Vive de esta etapa manteniendo el positivismo del enamoramiento pero concentrándote en la realidad.

Para quienes los rodean será más fácil conocerlos y aceptarlos si saben algo de las características reales del otro.

Pero eso sí.

Recuerda que no necesitan complacer a nadie ni establecer ideales.

Por el contrario, en esta etapa de la relación es importante reconocer al ser individual.

 

Tercera etapa de la relación de pareja

La convivencia

 

Si la relación se mantuvo positiva durante la etapa de vinculación, llegarán entonces a la etapa de la convivencia.

Esta etapa de la relación puede ser también la más hermosa porque la pareja aprende a amarse en el día a día.

Pero cuidado.

También puede convertirse en un tormento si ambos construyen una situación concentrada en definir poderes.

Lo ideal es dejar de lado aquellas imposiciones y construir juntos aquello que represente y caracterice a su relación.

Para eso lo más importante es el dialogo.

Hablen de todo. Desde los temas más simples hasta los más trascendentales.

Es importante que conozcas a tu pareja. Que sepas muy bien cuáles son sus sueños, miedos, necesidades y gustos.

Es también muy importante saber qué estilo de vida quieres tener en el futuro.

Recuerda la historia de Belén, ella quería un estilo de vida diferente y su relación tuvo que terminar para siempre.

Descubre si tienen los mismos valores y planes futuros.

Si vas a establecer una relación a largo plazo es importante que sepas que ambos quieren lo mismo.

O por lo menos que juntos encuentren un camino común.

Recuerda que una relación de pareja es en la que construyen JUNTOS un camino en el que los dos sean felices.

Si estás en esta etapa de la relación; te recomiendo leer los consejos para tener un buena comunicación de pareja.

 

 

Cuarta etapa de la relación de pareja

La autoafirmación

 

En esta etapa tienden a estar presentes varias inseguridades y ambos necesitan reafirmarse como seres individuales y valiosos.

Una de las dificultades de esta etapa es que puede ocurrir que no sea de forma sincronizada.

Es decir, que uno de los dos entre en esta etapa antes que el otro.

El resultado será que los intereses cambiarán.

Pero eso no significa que se deje de tener interés por la pareja, sino que ingresa en un proceso de descubrimiento interior.

Tener intereses diferentes no tiene por qué significar tener menos interés en el otro

El éxito para la pareja en esta etapa de la relación es manejar el tiempo adecuadamente para desarrollar actividades independientes y actividades de pareja.

Y una vez más, apoyar a la pareja para descubrir cada día algo diferente.

Promueve que tu pareja mantenga una buena autoestima motivándolo, tratándolo con amor y respeto y ratificando sus cualidades.

De igual forma regálale su espacio e interésate por las historias que tenga que contarte debido a esas experiencias.

Permítele ser interesante, vivir nuevas anécdotas y eso sí, mantente como su compañera.

Al fin y al cabo, en esta y en todas las etapas de la relación de pareja tú eres su mejor amiga.

De igual forma, concentra también tus energías en ti misma y en autoafirmarte como mujer y usar conscientemente tu fuerza interior.

No olvides que una pareja interdependiente elige compartir la felicidad y la armonía que cada uno ya tiene.

 

Quinta etapa de la relación de pareja

La Colaboración

 

A lo largo de la relación, la pareja se convierte en compañeros de vida, en mejores amigos y cómplices.

Y cuando llegan a esta etapa de la relación no hay plan que sea imposible alcanzar.

Por eso esta etapa de la relación se conoce también como la etapa de crecimiento o desarrollo.

La confianza en el otro sobresale y los días de transparencia y sinceridad dan sus frutos.

Ya han formado juntos un camino y construido las bases de respeto y amor.

En esta etapa de la relación, las inseguridades quedarás detrás y juntos serán más poderosos que nunca antes.

Todo, porque confían en el otro como el mejor compañero de aventuras.

Resalta a tu pareja como tu mejor compañero de equipo.

En esta etapa de la relación de pareja es importante que ratifiques más seguido lo importante que es tu pareja.

Hazle saber el valor que tiene en tu vida y recuérdale con acciones lo importante que tú eres en su vida.

Los dos actúan en armonía como un equipo.

Cada uno con su importancia y ambos como compañeros y apoyo para el otro.

Mantén el interés motivando a vivir a profundidad el día a día en lugar de ver los días pasar.

Ambos, como pareja y como seres individuales han logrado una vida importante y deben siempre permitirse disfrutarla.

 

Sexta etapa de una relación de pareja

La Adaptación

 

Aunque esta etapa de la relación es nombrada como adaptación, se trata más bien de una readaptación.

Es un momento en el que la pareja se ve a sí misma y analiza el resultado de las decisiones pasadas.

Para este momento ya compartieron muchas experiencias y vivieron juntos el resultado de las mismas.

Ahora la pareja debe verse nuevamente, conocer en lo que se convirtieron y descubrir aquello que aún desean ser y hacer.

El problema de esta etapa de la relación es llegar a ella pensando que ya no hay más que hacer.

O peor aún, llegar cargado de culpas y remordimientos de lo vivido o no cumplido.

A pesar de que esta etapa de la relación llega en una edad adulta en la que los cambios físicos también resaltan, la pareja tiene aún mucho por vivir.

Y el éxito para mantenerse juntos a través de ella es mantenerse como compañeros, apoyarse y reconocer el valor del otro.

Esta puede ser una etapa hermosa si así lo permites

Imagina que esta etapa es como el inicio de la relación de una nueva pareja.

Y como tal, requiere del mismo nivel de encantamiento, amor, dedicación y descubrimiento que la primera vez.

Incluso hay quienes insisten en incluir más pasión a la relación. Y si dudas que esto es posible entonces debes leer el artículo sobre las ventajas de tener sexo después de los 50s.

 

Cómo sobrevivir las etapas de la relación

 

La mejor forma de lograr sobrevivir las etapas de la relación es disfrutar con compromiso.

Eso significa que no será sencillo y que no todos los días serán iguales.

Pero la relación debe construirse cada día.

Pero eso sí, esto ocurre solo con las relaciones buenas y positivas.

Con aquellas relaciones en las que prevalece el respeto.

Aquellas relaciones en las que sin importar la etapa de la relación en la que estén, mantienen el compromiso de amor.

Si este es tu tipo de relación, ambos están comprometidos y quieres que se mantenga positiva.

Entonces seguro podrás vivir en gozo cada etapa de la relación.

Para lograrlo puedes cada día descubrirte a ti misma, descubrir algo nuevo del mundo y concentrarte en un aspecto positivo de tu pareja.

Porque sí, incluso en el peor de los días tu pareja representa algo positivo en tu vida.

Y la mejor forma de vivir cada etapa de la relación es haciendo precisamente eso, viviéndola.

Disfrútala, acéptala, respétala y aporta siempre con algo.

Si te interesa saber algunos trucos para mantener el interés en cualquier etapa de la relación de pareja debes leer “Cómo mantenerte interesante para tu pareja”.

 

Esto es lo que quiero que hagas a continuación:

Déjame tu comentario y cuéntame en que etapas crees tú que tu relación se encuentra.

Tu opinión es importante.

 

Mucha suerte,

Marie.