Seminario Online sobre “cómo convertirse en una mujer empoderada” mira aquí

Una mujer exitosa no es la que cumplió un objetivo clave en su vida.

Tampoco creo que podamos asumir que aquella mujer con millones de dólares en su cuenta sea una mujer exitosa.

Pero entonces,

¿Qué es una mujer exitosa?

En realidad, a una mujer exitosa nunca la define un acontecimiento pasado,
sino su realidad presente, ya que el verdadero éxito está en su constante evolución.

Comunidad Mujeres EmpoderadasUna mujer exitosa sabe que el verdadero éxito se siente en la paz de su corazón y que además, este es un sentimiento que se construye diariamente.

 

Hoy estoy aquí para que conozcas que tú también puedes ser una mujer exitosa.

Y que para ello, no necesariamente necesitas tener un premio Nobel o salir en una revista de líderes.

Quiero que olvides aquella idea de que necesitas algo especial para ser exitosa.

No hay talento, nivel de educación, estado civil, nacionalidad o edad que sea denominador común de todas aquellas mujeres nombradas como exitosas.

Lo cual demuestra que tú tienes las puertas abiertas para construir y tomar todas las oportunidades que te lleven al éxito.

En este artículo te explicaré la única y verdadera característica de una mujer exitosa, pero antes requiero que desaprendas un poco y borres ciertas programaciones mentales que posiblemente tienes.

Una mujer exitosa no se mide por sus logros

 

Tú y yo vamos a coincidir en que hay cientos de mujeres muy importantes de nuestra historia.

Mujeres que, gracias a su trabajo, cambiaron el destino de muchas.

Líderes, empresarias, investigadoras y muchas otras nos demuestran cada día que las mujeres estamos llenas de capacidades y de fortaleza.

Estas mujeres son sin duda ejemplo y motivación para nosotras.

Pero su historia y su éxito no depende de un logro específico.

Sí, todos hablamos de aquel momento o acción en particular gracias al cual conocemos su éxito.

Pero muy pocas conocemos sobre su perseverancia, su trabajo constante y el permanente desarrollo que las llevó a alcanzar el éxito.

¿Quieres tú ser una mujer exitosa?

Entonces no busques un instante con el cuál alcanzar el éxito.

Mejor construye un estilo de vida que te defina permanente y constantemente como una mujer exitosa.

Porque si algo te aseguro, es que el éxito no llega gracias a ningún factor externo o acto de suerte.

 

El éxito no llega con un empleo

 

Yo viví en una cultura de cambio de generación.

Vengo de una familia de mujeres profesionales, motivadoras por naturaleza, luchadoras por esencia e independientes emocional y económicamente por decisión.

Crecí con el mensaje de que una mujer exitosa necesita su independencia económica.

Y, aunque considero que este mensaje es 100% verdadero, te aseguro que tener un gran trabajo no te convierte automáticamente en una mujer exitosa.

Una buena posición laboral significará parte de tu éxito, siempre y cuando tu desempeño vaya en relación con tus valores y mantengas un balance de vida con el que te sientas satisfecha.

¿Estás tú buscando un gran trabajo como clave de tu situación de éxito?

Muy bien,
tu deseo es completamente válido y debo insistir en que luches por ello.

Pero recuerda, tu éxito no acaba cuando llegas a tener aquel trabajo deseado.

Por el contrario, ese será tan sólo la plataforma sobre la cuál tu deberás plantearte nuevas visiones y definiciones de éxito.

 

El estado civil no define a una mujer exitosa

 

Seamos sinceras,
hay mucho prejuicio hacia la mujer soltera y hacia la mujer divorciada.

También hay mucha presión social para casarse.

La conozco por experiencia y aún la veo en cientos de jóvenes a las que he asesorado dentro de mi programa de empoderamiento.

Sé muy bien que en nuestros países latinoamericanos aún inculcamos a las mujeres el equivocado mensaje de que “necesitan” un hombre.

Pero la verdad es que el estado civil no es, de ninguna forma, un denominador común entre las mujeres más felices o exitosas.

no necesitas estar casada.
Quizá lo deseas y si es así, tu deseo es completamente válido y respetable, pero si no lo deseas también está bien.

Tú puedes ser una mujer exitosa independientemente de tu estado civil.

Si dentro de tu visión de vida está el tener una pareja, está bien, pero asegúrate de que ese no sea tu último y único deseo de vida.

Al fin y al cabo, lo más importante no es tener una pareja, sino sentirte satisfecha contigo misma y con la vida que compartes con tu pareja.

 

La maternidad no es requisito para convertirte en mujer exitosa

 

Muchas veces he escuchado que ser madre es el máximo logro que una mujer puede tener.

También he escuchado que solo aquellas mujeres que son madres logran sentirse verdaderamente completas.

Sin embargo, no estoy de acuerdo con ninguna de estas aseveraciones.

Y, lo más importante, te demuestro que ser madre no te convierte automáticamente en una mujer exitosa.

Hay millones de mujeres que son muy exitosas y no son madres.

También hay madres que no son felices, mucho menos exitosas a pesar de calificarse a si mismas como ‘buenas’ madres.

Y por supuesto, hay cientos de mujeres que son exitosas y madres.

Pero la maternidad no es requisito ni para ser exitosa, ni para sentirte completa.

Por un lado, premio y valoro a aquellas mujeres que desean sea madres y construir una familia acorde a sus valores.

Pero también premio y valoro a aquellas mujeres que se sienten llenas y exitosas independientemente de su maternidad.

 

Superar situaciones de riesgo no te hacen automáticamente exitosa

 

Finalmente, llego al ejemplo con el que he visto que muchas mujeres se limitan a si mismas a un solo acontecimiento de sus vidas.

Pero cuidado, superar una situación difícil o de riesgo no es lo que te convierte en una mujer exitosa.

Es el trabajo que hayas puesto detrás y el aprendizaje de la experiencia lo que aportará a tu desarrollo de éxito.

Tu vida no está limitadamente definida a un acontecimiento específico, sino a todo lo que tú construyas al rededor de ello.

Tengo que decirlo,
en este mundo hay miles de mujeres atravesando y superando situaciones iguales o más difíciles que las tuyas.

Muchas de ellas superarán exitosamente los desafíos a los que se enfrenten, pero no todas utilizarán esas experiencias adecuadamente.

¿Eres tú una mujer que atravesó y superó una situación difícil?

Si es así, asegúrate de no caer en la tentación de definirte desde una perspectiva de víctima y empodérate.

Utiliza esa experiencia para ser más consciente de tu fuerza interior y utilízala para verdaderamente convertirte en una mujer exitosa.

 

La característica esencial de una mujer exitosa

 

Te he presentado varios ejemplos y situaciones que no te convierten en una mujer exitosa con la intención de que desaprendas y borres posibles barreras mentales.

Lo hago con la intención de que comprendas que el éxito no llega a tu vida con la presencia de un factor externo.

Es posible que alguno de ellos sea el detonante o lo que te descubrir tu fuerza interior.

Pero ni un trabajo,
ni un esposo,
ni la maternidad,
mucho menos una situación difícil te dará el éxito bajo el cual tú deseas definirte.

ATENCIÓN, que ahora llega la parte más importante.

La característica esencial de una mujer exitosa es que es una mujer que está en constante evolución.

Eso significa que está en constante crecimiento y desarrollo.

Una mujer exitosa aprende de sus experiencias y busca la forma más constructiva de utilizarlas.

Quizá una mujer exitosa es madre y esposa a la vez,
pero su éxito no lo determina su familia sino la actitud que ella tiene y la satisfacción que ella siente.

Una mujer exitosa puede ser empresaria, emprendedora, madre y esposa a la vez,
pero su éxito dependerá de sus pensamientos, actitudes y comportamientos.

Y si, hay miles de mujeres que tras una situación difícil decidieron convertirse en líderes,
pero su éxito no es gracias a sus desgracias, sino a la perseverancia y actitud con la que se enfrentan a sus experiencias.

La clave y el verdadero denominador común está en la constante evolución.

¿Quieres tú ser una mujer exitosa?

Entonces asegúrate, cada día, de pensar, comportarte y tener la actitud necesaria para convertirte en la mujer que tú quieres ser.

Solo tú puedes definir tu propio éxito y solo tú puedes alcanzarlo.

 

Yo aspiro que tú seas una mujer exitosa

 

Yo necesito de ti para cumplir mi misión.

Quiero que seas una mujer exitosa y que compartas tu experiencia y conocimientos.

Deseo que repartas el mensaje de que ningún factor externo es capaz de mantener el éxito como lo hace ser dueña de tus decisiones.

Yo quiero que decidas mantener tu éxito al ser una mujer en constante evolución.

Quiero que seas una mujer que nunca se canse de soñar y que cada día construya un pedacito de su sueño.

Tú tienes, en tu interior, toda la fortaleza que buscas.

Tan solo necesitas aprender a descubrirla y utilizarla.

Una mujer exitosa se construye diariamente en base a sus valores esenciales y visión de vida.

Y yo cuento contigo.

Quiero que seas una mujer empoderada, satisfecha consigo misma y con su vida.

De esa forma, tú serás también una semilla que se repartirá y juntas vamos a cambiar nuestras culturas.

Cuento contigo para ser ejemplo de las siguientes generaciones y construir una cultura en la que la mujer se atreve a construir su propio éxito independientemente de cualquier factor externo.

Ahora cuéntame,

¿vas a convertirte tú en una mujer exitosa?

¿Crees que un constante aprendizaje y desarrollo significará la clave de tu éxito?

¿Crees tú que la satisfacción personal define cuán exitosa eres?

Respóndeme en un comentario a continuación, yo cuento contigo.

Hasta pronto,

Marie.

 

Seminario online EXCLUSIVO para Mujeres con Mariela Sánchez

“Cómo usar tu fuerza interior y convertirte en una mujer empoderada

seminario online como ser una mujer empoderada

Lo que aprenderás:

– El porque convertirse en una mujer empoderada es importante para tu futuro

– Los conceptos equivocados acerca del empoderamiento de la mujer

– Las 3 únicas cosas que necesitas para convertirte en una mujer empoderada

 

Esto también te puede interesar

Escritora, asesora especializada en apoyar a mujeres a hacer frente y superar situaciones difíciles mediante el uso de historias, anécdotas, guías, vídeos y libros. Tiene un MBA y un máster de Humanidades. Es también la creadora del Blog Historias para Mujeres y autora del Libro “Siguiente Capítulo”