Necesitamos a nuestras amigas y si estamos lejos, entonces necesitamos nuevas amigas.”

Créeme, te lo digo por experiencia.

Estoy segura de que has leído sobre lo importantes que son las amigas. Hay cientos de memes que me encantan porque aseguran que las mujeres que nos reunimos con nuestras amigas frecuentemente somos más felices.

Y esto yo lo sé muy bien.

Y es que la magia de vivir está en tener con quien compartirlo y por eso necesitas de tus amigas.

Antes de continuar necesito contarte algo de mí que quizá no sabes.

Yo estoy en el inicio de mis 30s y he vivido en 6 países diferentes.

A mis 16 viví en España, a mis 19 viví en Chile, a mis 27 viví en Suecia, a mis 28 viví en Irlanda y desde mis 30 vivo en Alemania. Todo el resto de años viví en mi natal Ecuador.

Y en toda esa mágica experiencia, lo mejor que tengo de cada lugar, son las grandes amistades que aún conservo.

Pero

¿Podría vivir en cada país sólo con amigas a la distancia?

NO

Ya es suficiente extrañar cada segundo a la familia como para también extrañar a las amigas.

Es por eso por lo que necesité hacer nuevas amigas en cada rincón en el que estuve.

Pero esto que quiero decirte no es solo para aquellas mujeres que viven lejos de su hogar natal. Sino para TODAS.

Olvídate de las escusas de que no tienes tiempo.

Y ni pienses en decir que es difícil conocer nuevas personas.

Tener amistades es igual que tener cualquier otro tipo de relación interpersonal, UNA DECISIÓN.

 

Tú necesitas nuevas amigas (o renovar tus amistades)

 

Quizá te parezca extraño que el día de hoy te hable de un tema tan diferente a lo que últimamente te he comentado.

Pero tiene una explicación.

En los últimos meses he tenido el gusto de trabajar una a una con varias mujeres que han sido parte de programa de asesorías personalizadas. Y dentro de este gran grupo, 5 mujeres vivían lejos de su ciudad o país natal.

Y como resultado, tenían mucha dificultad para conocer nuevas personas

Lo cual significa que sentían mucha nostalgia y que permanecían mucho tiempo solas.

Así que decidí escribir este artículo para ellas y para todas aquellas mujeres que están en situaciones similares

 

Empezando de cero en un lugar diferente

 

Cambiar de lugar de residencia es todo un desafío y mudarse es considerada una de las 10 cosas más estresantes en la vida de una persona.

Un cambio semejante incluye, a más de la mudada, desafíos culturales, a veces la necesidad del aprendizaje de un nuevo idioma y claro, la necesidad de hacer amigos en un nuevo entorno.

Porque sí, todos, sin importar dónde estemos, necesitamos tener y hacer amigos.

 

Cómo hacer nuevas amigas en un entorno diferente

 

A continuación encontrarás 9 recomendaciones.

Las primeras 4 se concentran en ayudarte a conocer nuevas personas más rápido y fácilmente.

Y las últimas 5 te serivirán para transformar aquellos nuevos conocidos en verdaderos amigos.

 

1. Entiende la cultura y respétala

 

Cada rincón del mundo tiene su cultura. No importa si cambias de ciudad a pocos kilómetros o si cambias de continente, cada lugar tiene sus características esenciales y mucho que ofrecerte.

Así que regálate la oportunidad de conocer la cultura.

En cada lugar encontrarás aspectos que te encantarán y otros con los que no estarás de acuerdo. Exactamente igual que la cultura de donde tú provienes…

Sin embargo, el éxito para sobrevivir en un nuevo país está en encontrar aquellas pequeñas cosas que más te gusten y darles mayor valor.

El dicho dice

“Donde estuvieres, harás lo que vieres”

Y eso NO significa que dejarás de lado tus tradiciones o costumbres.

Significa únicamente que tu integración dependerá en gran medida de cuanto respetes a la cultura que te acoge.

 

Lo que puedes hacer

 

  • Investiga en blogs de viajeros y conoce sus experiencias. Sobre todo, aquellas que te cuentan de la vida diaria de otras ciudades.
  • Lee sobre la historia, leyendas y las tradiciones del lugar. Hacerlo te ayudará a entender su cultura y conocer sobre las actividades tradicionales e involucrarte en ellas.
  • Escucha a los nacionales, no les des la razón en todo, pero escucha en realidad. Aprende de su forma de expresarse, de sus experiencias, de sus preferencias y sobre todo de aquello que no les gusta.

 

2. Actividades sociales para hacer nuevas amigas

 

Los primeros días en un nuevo país o ciudad son los más interesantes y también los más extenuantes.

Estarás preocupada de equipar tu nuevo hogar, de conocer los alrededores y de acostumbrarte al cambio.

Pero es ahí donde la búsqueda de nuevas amistades debe empezar, puesto que quienes ya viven ahí, son los que más y mejor pueden ayudarte.

Además,
la soledad es mala consejera y desviará tus pensamientos a nostálgicos e inoportunos recuerdos en lugar de concentrarte en construir una nueva vida para ti.

 

Lo que puedes hacer

 

  • Lee la agenda cultural. Esta normalmente es entregada mensualmente por las oficinas de turismo. Investiga sobre centros culturales, artísticos, deportivos, etc. en los que puedas desarrollar alguna actividad de tu preferencia.
    Inscríbete en por lo menos en una de ellas y conversa abiertamente con las personas que están ahí.
  • Te recomiendo unirte a comunidades de internacionales para conocer personas y sobre actividades.
    Mis dos opciones favoritas son Meet up e Internations. Ambas comunidades se encuentran en casi todos los rincones del mundo y presentan una gran variedad de actividades sociales para internacionales.
  • Hacer amigos requiere de compromiso así que te recomiendo acepta las invitaciones que recibas, sobre todo durante los primeros meses. Esto te permitirá tener relaciones más profundas con quienes te inviten, vivir nuevas experiencias e incluso conocer nuevas personas.

 

3. Participa en actividades voluntarias

 

Las actividades voluntarias tienen el mismo beneficio de conocer y compartir con nuevas personas. Sin embargo, el realizar actividades voluntarias o humanitarias te conecta con las personas de otra forma.

Curiosamente las amistades que nacen durante actividades voluntarias son amistades que profundizan más rápidamente, más desinteresadas y más constantes en el tiempo.

 

Lo que te recomiendo hacer

 

  • Investiga sobre organizaciones sociales sin ánimo de lucro o grupos de voluntarios que trabajen en tu nuevo hogar y contáctate con ellos. Escríbeles o llámales directamente y ofrécete como voluntario en una de sus actividades.
  • Si eres devoto de alguna religión te recomiendo que busques contacto directo con la iglesia o templo cercano y te ofrezcas a participar en una actividad de voluntario.
  • Sé sincero y consciente de tu tiempo. Hay quienes estarán interesados en hacer voluntariados cada semana y quienes podrán hacerlo una vez al mes. Ambos casos están bien. Únete a las actividades que puedas en función de tu tiempo y preferencias y comprométete a asistir por lo menos a 3 en el periodo de tiempo que sea mejor para ti.
  • Busca grupos en las redes sociales, pregunta en los foros de internacionales, visita páginas gubernamentales y de cooperación. Escribe a blogueros de esas ciudades y pregúntales. De seguro alguno de ellos tendrá información para darte.

 

4. Los paradigmas no sirven para hacer amigos

 

Lo peor que puedes hacer es tener prejuicios sobre personas y culturas que no conoces.

Sí, cada uno tiene sus características esenciales, pero eso no significa que no sean compatibles contigo.

Ten por seguro que cada una de las personas que conocerás tendrán algo para aportar en tu vida.

Sino llegas a hacer nuevas amigas, por lo menos conocerás más sobre diferentes estilos de vida.

 

Con qué perspectiva ver tu realidad

 

  • No existe la verdad absoluta. Tu punto de vista y criterio provienen de tus valores esenciales y no necesariamente coincidirán con las apreciaciones del resto.
  • Estar en desacuerdo puede ser positivo. Tener diferentes puntos de vista te obliga a estar mejor informado y poder argumentar respetuosamente los motivos de tus criterios.
  • Todo está permitido siempre y cuando no se vaya en contra de tus valores. Habrá cosas más o menos importantes, pero en realidad no hay motivos para juzgar. Cada persona es dueña de su vida y solo podrá afectarte en la medida en la que contradiga tus valores.

 

5. Tus amigas de antes NO son más importantes

 

Los recuerdos de los grandes momentos de tu vida estarán siempre presentes.

Podrás llamar a tus amigos de antes y reír a carcajadas recordando, podrás seguir en contacto y seguir participando de sus vidas.

Pero no puedes permanecer atado a un computador o a un celular esperando seguir viviendo a través de la vida de tus amigos de antes.

No debes olvidarte de vivir tu vida presente y aún más importante, debes seguir construyendo una vida para vivir.

 

Mis recomendaciones

 

  • No destines más tiempo a tus amigas de antes que a tus nuevas amigas (conocidas) de tu nuevo hogar. Las buenas amistades se hacen al compartir experiencias así que no debes desaprovechar oportunidades.
  • Las comparaciones están prohibidas. Tus amigos de antes no son mejores o peores que los posibles amigos que harás. Serán diferentes, pero con los actuales tienes una vida presente por compartir así que, empieza a hacer nuevas amigas lo antes posible.
  • Si alguna vez tuviste mucha paciencia para aceptar y perdonar a tus viejas amigas, también puedes tenerla con los nuevos conocidos. Ten en cuenta que las experiencias vividas son las que unen amistades, así que si quieres algo similar ahora, debes generar más experiencias sobre las cuales conversar.

 

6. Comparte tu vida

 

Para integrarte en una nueva ciudad debes también compartir tu vida.

No te prives de ello, pero tampoco generes falsas expectativas.

Comparte tu vida con otros sin esperar que te encuentren fantástico o único.

No concentres las conversaciones en tus logros o en tus títulos, sino que habla de ti. De la mujer que eres.

 

Lo que tienes que hacer para hacer nuevas amigas

 

  • Organiza reuniones sociales en tu nuevo hogar. Invita y deja que vean como vives. Si deseas, prepara una comida típica de tu país y preséntala contando alguna anécdota de tu vida. Permite que otros conozcan también tu cultura.
  • No esperes que la habilidad de hacer amigos llegue por arte de magia y se el organizador de actividades sociales. Si logras tener el contacto con un posible futuro amigo entonces comunícate con él o ella y organiza una actividad. Puede ser ir en grupo al cine, tomar un par de cervezas, ir a un bar de música en vivo, o una exhibición. No te desanimes si recibes un par de rechazos, al final alguien accederá.
  • Habla (poco) de tus dificultades. Conversa de tu vida personal y menciona una dificultad que tengas. Esta puede ser no conocer cómo llegar a un lugar o pedir una recomendación médica. Está comprobado que las personas se conectan más entre sí cuando comparten dificultades.

 

7. No tienes nada que demostrar, pero si mucho por mostrar

 

Cantantes, poetas y escritores lo han dicho:

¿Impresionarías si el mundo entero fuera ciego?

Este es uno de mis cuestionamientos favoritos y principio de vida:

Vale más lo que eres que lo tienes.

Y con esto me refiero a la importancia que tiene la forma cómo te presentas a la hora de hacer amigos.

Piensa que posiblemente no tendrás mucho tiempo para que ellos te conozcan a profundidad, por lo tanto, el poco tiempo que tienen debe ser bien aprovechado.

En lo que debes concentrarte

 

  • Habla de ti, de las cosas que te gustan, de las opiniones que tienes frente a situaciones específicas. Evita mantener conversaciones únicamente superficiales. Todos hemos preguntado “¿en que trabajas?” pero en realidad recordamos lo bien (o mal) que nos sentimos con aquellas personas. Así que no tengas miedo y habla también un poco de ti y pregunta sobre el resto.
  • Lo mejor que puedes mostrar es interés por la otra persona. Cuando conozcas personas, interésate por las actividades que hacen y pasatiempos. Quién sabe y podrían compartir una actividad en un futuro cercano.
  • Busca un interés común y menciona ligeramente la posibilidad de algún día hacerlo en grupo. Si la respuesta del otro es positiva (así sea con solo una sonrisa) entonces tienes ahí un posible futuro amigo. Pueden ser cosas sencillas, como ver una película que está por estrenarse, ver juntas un partido de futbol, salir a trotar, etc.

 

8. Se tú misma

 

No hay nada más gratificante que tener la oportunidad de conocer a una persona genuina y transparente. Alguien con quien puedes conversar sinceramente sin tener que cumplir expectativas ni con quien reservarte tus emociones.

Así que no tengas miedo y se tú misma.

Tú eres suficientemente grandiosa y no debes tener miedo de presentarte.

 

Lo más importante

  • Habla con la verdad en cada situación. Si hay algo que no entiendas, algo con lo que no estés de acuerdo o descubras algo de lo que realmente disfrutes, expresa la verdad.
  • Continúa haciendo las cosas que te gustan, pero también date la oportunidad de descubrir nuevas. Aunque ya seas una persona adulta y formada, siempre es posible descubrir algo nuevo de la vida o de ti mismo así que no tengas miedo de probar nuevas actividades. Te aseguro que tú también evolucionarás con el cambio de ciudad.
  • Ten bien en claro cuáles son tus valores esenciales de vida y las virtudes que más te caractericen. Estos guían tus acciones y actitudes y te ayudarán a mantenerte fiel a ti mismo a pesar de los cambios en tu entorno.

 

9. Disfruta

 

Como todo en la vida, tendrás en tus manos la posibilidad de verle el lado bueno a las cosas.

Por más barreras o dificultades que exista en hacer nuevas amigas en otro país, ciudad o continente, hacerlo es una experiencia extremadamente enriquecedora y debes sacar lo mejor de ello.

 

Mis recomendaciones

  • Regálate un tiempo para disfrutar de y reconectarte contigo misma. Sin importar las actividades en las que estés involucrada, necesitas aprender a disfrutar de tu propia compañía. Dedícate tiempo a ti, a estar sola y a procesar lo que vives. Internalízalo, concéntrate en lo positivo y asimila las experiencias como útiles aprendizajes.
  • Se feliz. Tienes el poder de decidir qué y cómo quieres vivir. Habrá circunstancias difíciles, pero la forma cómo respondas a ellas será siempre tu decisión.
  • Escribe tus experiencias. Lleva un diario de aquello que vas conociendo, aprendiendo y viviendo. Te encantará leerlo 10 años después.

 

Espero que estos consejos te sean muy útiles en la aventura de aumentar tu círculo social y hacer nuevas amigas.

No olvides dejarme tus comentarios contándonos tus experiencias o dificultades. Aquí estaré para apoyarte

Hasta pronto

Marie

Esto también te puede interesar

Escritora, asesora especializada en apoyar a mujeres a hacer frente y superar situaciones difíciles mediante el uso de historias, anécdotas, guías, vídeos y libros. Tiene un MBA y un máster de Humanidades. Es también la creadora del Blog Historias para Mujeres y autora del Libro “Siguiente Capítulo”