Sería inadecuado motivarte a sentirte más poderosa y excluir las obligaciones de una mujer empoderada.

Sin duda quiero que tú te sientas excelente contigo misma, pero quiero que recuerdes que tienes también un compromiso.

Mi compromiso contigo es cambiar el mundo mediante del desarrollo y empoderamiento de más mujeres en Latinoamérica.

Tu misión es disfrutar del proceso de transformación y repartir tus enseñanzas con quienes te rodean.

Si, disfrutar de tu propia transformación y descubrimiento.

Disfrutar de ti misma y atreverte a construir más.

mujeres empoderadasY por supuesto, repartir con orgullo las enseñanzas que descubres en el camino.

Las obligaciones de una mujer empoderada son el transmitir con el ejemplo el mensaje de cómo ser una mujer poderosa y la grandiosa satisfacción que se siente lograrlo.

Y para eso yo he preparado el siguiente manual en el que yo te muestro aquello a lo que estás comprometida.

Tú tienes el poder de hacer lo siguiente:

 

Las 7 obligaciones de una mujer empoderada

 

No te voy a mentir, las decisiones a tomar son complejas.

Es necesario ordenar, priorizar, aprender, actualizar el contexto en el que vives, mientras paralelamente te fortaleces y cuidas.

Pero tranquila, yo sé que tú puedes hacerlo.

Requieres tomar el control de tu vida, vivir una renovación interna la cual muchas veces parece difícil, pero no es imposible.

Eso tú ya lo sabes.

Además los beneficios son increíbles.

Ser una mujer empoderada es tan gratificante que jamás querrás dejar de serlo.

Ya sabes que regresar a antiguos conceptos de vida es imposible y que ahora el único camino es hacia adelante. Hacia la construcción de la vida que tú quieres tener.

Pero si tú ya lograste vivir esa transformación, entonces debes también cumplir con las siguientes obligaciones de una mujer empoderada:

 

1. Influenciar mediante el ejemplo

 

La mejor forma de cambiar el mundo y de influenciar al resto es por medio del ejemplo y tú como mujer empoderada influyes con cada actitud y comportamiento que muestras.

Las obligaciones de una mujer empoderada se basan en repartir su mensaje de seguridad en sí mismas.

Se muestran capaces de construir la vida que desean y se presentan como mujeres orgullosas de sí mismas y de la vida que construyen.

Reparten la felicidad que construyen diariamente como mujeres, como madres, como amigas, como colegas, como empresarias o como cualquiera que sea la posición desde la que tú quieres influenciar.

Todas tenemos el deber de generar un ambiente más sano y positivo para las siguientes generaciones.

Por un lado, defender nuestros sueños y derechos y por otro, enseñar a las pequeñas a amarse y creer en ellas mismas.

 

2. Vivir transformaciones personales

 

Ya sabes que parte de las obligaciones de una mujer empoderada es vivir como tal.

Reconocerte a ti misma de una forma positiva.

Aprender a concentrar tus pensamientos, comportamientos y actitudes en tus sueños

Eres ejemplo de una transformación personal en la que dejaste atrás la inercia y la rutina.

Tú, como mujer empoderada aprendiste a renovarte, a sentir la seguridad en cada paso, a escuchar tu ‘yo’ interno.

Y por su puesto a hacer valer tu voz y a disfrutar de tu personalidad.

Tú, como mujer orgullosa de ti misma muestras tu transformación personal y sabes concluir ciclos. Y de igual forma, sabes abrir nuevos horizontes y delinear los pasos concretos para alcanzar las metas.

 

3. Utilizar tus capacidades para el desarrollo constante

 

Una mujer empoderada es consciente de sus habilidades y capacidades.

Por lo tanto, tienes la oportunidad y la obligación de utilizar esas capacidades personales en herramientas y modelos que apoyen el desarrollo familiar, personal y profesional de la mujer.

Complementa entonces, por ejemplo,  tus habilidades para negociar, dirigir y manejar conflictos para apoyar a quienes están a tu alrededor. Guía a más mujeres a concentrarse en las soluciones y no en los problemas.

Utiliza, por ejemplo, tus habilidades para comunicar, influir y persuadir, para enseñar a las nuevas generaciones el verdadero y poderoso rol de la mujer en la sociedad.

Y por supuesto, mantente siempre en crecimiento y desarrollo.

Aún cuando ya aprendiste a ser la mujer que tú quieres ser, debes siempre contemplar que nuevos cambios se avecinan.

Tú eres una mujer en desarrollo constante y tu misión como mujer empoderada es permitirte descubrir más de ti misma y del mundo que te rodea.

 

4. Firmeza en sus valores

 

Lograr el empoderamiento de la mujer sienta las bases para desplegar un proyecto aún más grande.

Un cambio en la estructura social y en tu estilo de vida.

Es por eso que tener claros tus valores esenciales es prioridad dentro de las obligaciones de una mujer empoderada.

Requieres de tu gran capacidad de mantener la constancia y disciplina.

Debes tener siempre presente qué es lo más importante para ti y actuar conforme a ello.

Como mujer empoderada sabes que no querrás rendirte a pesar de las dificultades, ni claudicar ante las presiones sociales.

Tu misión es ser la mejor versión de ti misma comportándote siempre según lo que dictan tus valores esenciales.

Y esto incluye comprender que el verdadero feminismo no es la anulación de la masculinidad. Sino el desarrollo pleno del potencial de la mujer.

Defender tus valores no es una lucha de suma cero, sino una agregación consensual.

El enfoque de una mujer verdaderamente empoderada no se concentra en marcar diferencias obvias, sino en construir el entendimiento recíproco que beneficie a todos los que en este planeta vivimos.

 

5. Generar beneficios materiales

 

La Revista Forbes en el 2015 ya señalaba  que las mujeres libres y empoderadas traen consigo enormes beneficios materiales, progreso, crecimiento y desarrollo.

Las mujeres empoderadas son las protagonistas llamadas a contribuir en campos como la salud, alimentación, educación, cultura, deporte, diplomacia, negocios, gobierno, tecnología, etc.

Nosotras tenemos el poder de cambiar el mundo y cada una forma un grano de arena de la construcción más importante.

Y por su puesto, parte de las obligaciones de una mujer empoderada es renovar las perspectivas de las empresas.

Debemos generar mercados y participar en grandes transformaciones.

Esta es nuestra oportunidad de reconocer y valorar las capacidades, los talentos, las aportaciones de cada una de nosotras.

Así es como vamos a transformar los negocios en el mundo moderno.

Asimismo, en la política, las obligaciones de la mujer empoderada no buscan acceder a cuotas. Sino que trabajan en hacer efectiva la igualdad de oportunidades y forjar los equilibrios incluyentes.

Tú también puedes generar beneficios materiales y, al igual que yo, estás aquí para repartir y generar riqueza y oportunidades a más mujeres en el mundo.

 

6. Tener una función social

 

Dar apoyo y mejorar a través de una función social es al mismo tiempo un beneficio y una de las obligaciones de una mujer empoderada.

Y lo mejor de todo es que no necesitas ser una gran celebridad para generar y apoyar un cambio.

Puedes hacerlo cada segundo de tu día, con una llamada telefónica, con una actitud constructiva, desde una plataforma ante millones de oyentes o incluso desde tu puesto de trabajo. De la forma que tú quieras.

Una mujer empoderada contagia a otras de su deseo de mejorar.

Aquellas ganas y energías de expandir su estado de afirmación,  de crear comunidades de cambio positivo e impulsar la cultura de la equidad.

Cada mujer empoderada y líder tiene la capacidad de contribuir dignidad y de autoafirmación.

En cada uno de sus logros, la mujer empoderada logra una conquista.

Sin embargo, también las estadísticas no mienten…
todavía subsisten situaciones negativas y hasta dolorosas, como el maltrato psicológico, la violencia, la explotación de menores, la pobreza, el analfabetismo, los matrimonios impuestos, la discriminación, la iniquidad laboral, etc..

Es por eso que debes recordar que parte importante de las obligaciones de una mujer empoderada es desarollarse a sí mismas, para de esta manera, ayudar a otras a no ser víctimas.

La solidaridad femenina obliga a cerrar filas:
si eres líder, si eres mujer empoderada, entonces ayuda a otras.

 

7. Construir hogares con equidad

 

Finalmente, la última de las obligaciones de una mujer empoderada que te mencionaré el día de hoy es la de construir hogares con equidad.

Las mujeres somos la base de la sociedad y tenemos una obligación con las siguientes generaciones.

Es nuestra obligación forjar hombres y mujeres con sentido de igualdad, respeto, integridad, sensibilidad y justicia.

Como madres, hermanas, tías, esposas, compañeras, etc. debemos fomentar la igualdad y empoderar a más mujeres.

Y empoderar significa promover a ir en busca de los sueños y construir la vida que se quiere. Esto puede significar viajar por el mundo, dedicarse por entero a la profesión o a la familia.

Lo que sea que cada una quiera está bien, lo importante es que la decisión sea auténtica y propia.

Formemos princesas fuertes y decididas. Mujeres seguras y orgullosas de sí mismas.

Formemos jóvenes independientes. Hombres que tengan comportamientos conscientes.

Nuestra obligación es construir hogares en los que prime el apoyo y respeto. Un compromiso por construir un futuro en el que todos en la familia puedan potenciar todas y cada una de sus capacidades.

 

Para finalizar….

Yo construí este sueño con la ilusión de cambiar el mundo.

Y creo firmemente en la posibilidad de este cambio porque he visto a mujeres crecer, brillar, empoderarse y sentirse capaces de construir la vida con la que siempre soñaron.

Creo en este cambio y creo en ti.

Yo confío en que tú te convertirás una semilla con la que repartiré el mensaje de empoderar a más mujeres.

Creo en ti y en que juntas vamos a cambiar el mundo.

Vamos a construir una generación de mujeres felices y orgullosas de sí mismas.

Mujeres que hablarán con voz firme y actuarán en base a sus valores.

Yo confío en ti, confío en que conoces tus responsabilidades y que cumplirás con las obligaciones de una mujer empoderada.

Una a una, yo confío en que tú vas a construir la vida con la que te sientas orgullosa y al ser una mujer feliz me ayudarás a cumplir mi deseo de cambiar el mundo.

Se feliz, empodérate, construye la vida que quieres y muéstrate como ejemplo.

Yo estaré feliz y orgullosa de ti

Hasta pronto

Marie

 

ad-mujeres-empoderadas