Los minutos después de descubrir una infidelidad son lentos, pesados, grises. Se siente cómo poco a poco va faltando el aire, esa presión en el pecho se torna en un horrible malestar en el estómago y todos los huesos empiezan y doler. Al mismo tiempo la sangre corre a mil por hora y percibes claramente como tu respiración se agita, tus manos tiemblan y por los ojos te empieza a salir toda la rabia, la tristeza, la frustración y las infinitas preguntas.

Entre ellas la siguiente

¿Se puede perdonar y continuar con esa pareja después de una infidelidad?

Esta es una pregunta que yo leo demasiado en los correos que recibo.

Quisiera que se trate de casos aislados, pero no es así, es un común que se repite decenas de veces y en ello encuentro 2 problemas muy evidentes.

El primero es que en la mayoría de los casos me hablan de varias infidelidades a cuestas.

Mujeres que me cuentan sus historias y que están desesperadas porque su pareja otra vez les fue infiel.

Otra vez.

Y otra vez.

Y el segundo problema común que veo es que al buscar una solución a los problemas de pareja que enfrentan, buscan ‘recuperar’ la relación que se daño.

En este artículo te voy a hablar de las 3 situaciones que yo veo posibles después de una infidelidad y dentro de ellas enfatizaré el porque de estos 2 problemas que te he comentado.

 

 

3 posibles escenarios después de una infidelidad

 

Los escenarios que te presento son ya a largo plazo. No me estoy enfocando en los instantes después de descubrir la infidelidad.

Llegarán dudas, gritos, peleas, emociones cruzadas, etc. y luego, al menos eso espero, llegará el momento de tomar decisiones.

Y sobre esas decisiones que yo quiero hablarte hoy, sobre qué es lo que vas a hacer de ahora en adelante.

Te lo muestro así de claro porque quiero que disminuyan, o desaparezcan, el número de mujeres que están sufriendo la 3ra, 5ta o milésima infidelidad y que siguen buscando una solución a ello.

Si tú eres una de ellas es momento de que comprendas que la realidad de esa relación incluye infidelidades.

No te es infiel porque exista algo malo en ti, sino porque así lo dictan sus principios de vida.

Si tu pareja te ha sido infiel desde el principio pero creíste que iba a cambiar o mejorar, déjame decirte que estás equivocada.

Por el contrario, si la dinámica de la relación se ha construido de esa forma, tu pareja sabe que puede serte infiel, sabe lo que viene después, cómo ‘arreglarlo’, como vivir con ello y como superar el mal momento hasta volverlo a hacer.

Los escenarios que te menciono a continuación están basados en mi experiencia trabajando con mujeres en estas situaciones.

Esta experiencia se basa en más de 500 casos registrados de mujeres se han enfrentado al golpe de una infidelidad.

 

Escenario # 01 Se separan y continúan con sus vidas

El primer escenario es aquel en el que tras la infidelidad se separan completamente y de ahí cada uno construye su vida por delante.

En este escenario lo más duro es al inicio.

Llega la tristeza de la separación, el golpe horrible a un sueño de muchos años y el duro momento de construir una vida sin esa pareja.

Esta situación es horrible, dolorosa y dura, pero va dirigida hacia la superación.

Una vez que se ha superado una ruptura amorosa, llega la paz en el corazón y la capacidad de volver a empezar y construir nuevas relaciones.

Si este proceso es realizado con sabiduría y consciencia por ambas partes, después de la tormenta llegará la calma y ambos podrán continuar con sus vidas incluso si tienen que mantener el contacto debido a los hijos en común u otras situaciones que los unan.

 

Escenario # 02 Siguen juntos buscando recuperar la relación que se perdió

Si después de vivir una infidelidad la pareja decide seguir juntos sin trabajar en ello, arrastrando culpas, reclamos y frustraciones, entonces la relación se convierte en una guerra fría.

Los primeros meses serán duros por la lluvia de pensamientos y emociones que te llegan al recordar la infidelidad.

Pero crees sentirte bien por una falsa idea de poder al creer que ganaste al mantener a tu pareja a tu lado y que ‘la otra’ mujer perdió porque tu pareja no se fue con ella.

Ambos pueden tener el compromiso de sacar adelante a la relación, pero se enfrentan al terrible error que significa tener la concentración enfocada en el objetivo incorrecto.

Ambos (en el mejor de los casos ambos están igual de comprometidos) enfatizan que quieren recuperar lo que perdieron y superar la infidelidad manteniéndose juntos.

Pues déjame mostrarte algo.

Si su intención es recuperar la relación que perdieron están haciendo mal, porque esa relación que tenían falló. Por eso existió la infidelidad, porque algo en alguno de los componentes de esa relación estaba mal.

Así que aspirar recuperar una relación que falló no es un objetivo apropiado.

A largo plazo este escenario es terrible porque ambos vivirán un duro desgaste físico y emocional.

Los problemas no se resolverán y por el contrario, acumularán más y más culpas, frustraciones y enojo.

 

Escenario # 03 Siguen juntos y construyen una nueva relación

Este escenario responde a la pregunta de si es posible o no continuar con tu pareja después de una infidelidad.

Y la respuesta en realidad siempre va a ser si. Si puedes continuar, pero no siempre continuar es la mejor decisión y no todas las formas de mantener la relación, son la forma más sana de hacerlo para ti, para tu pareja o para la familia completa.

Este tercer escenario implica compromiso de ambos y trabajo genuino por construir un nuevo objetivo en común.

Para ello el trabajo es igual de duro y largo que el separarse y superar la separación, pero el resultado a largo plazo es que logran volver a enamorarse del otro, a confiar y a vivir en verdadera paz.

Debo advertirte que eso no significa que no existirán problemas. Claros que existirán, pero serán parte de esa nueva relación que construyan.

¿Qué significa construir una nueva relación con tu pareja de tantos años?

Significa empezar desde cero, darse la oportunidad de conocerse, de establecer objetivos en conjunto, vivir cada etapa de la relación de pareja con los mismos valores esenciales.

Desde mi punto de vista, este es el escenario que más me gusta y que deseo recomendar.

Un escenario en el que cada uno vive un proceso interno de consciencia y de perdón.

En el que cada mujer se conecta con su interior para reconocerse como una mujer válida, hermosa, llena de cualidades y capaz de construir sus sueños.

Un escenario en el que ambos aprenden a despertar, inspirar y apoyar la mejor versión del otro sin olvidarse de construir sus propias felicidades para aportar más a la relación.

Y claro que es posible, lo he visto con algunas de mis clientas. Pero como lo digo, esto es posible cuando hay el compromiso y deseo mutuo y claro, cuando la infidelidad fue una situación específica y no una historia repetida más de una vez.

Si es que no se cumplen estos dos requisitos yo recomendaría entonces el primer escenario.

 

¿Se puede perdonar una infidelidad?

 

Pienso que si es posible. El perdón se evidencia cuando el recuerdo llega a tu mente y éste no despierta ninguna emoción sobre ti.

Pero para llegar a este momento hay un trabajo importante por hacer.

Es necesario trabajar mucho internamente, aprender a encontrar la paz interior, salir de cualquier comparación o autocrítica.

En relación a la pareja necesitas trabajar en la comunicación, en volver a conocerse y analizar con sinceridad y objetividad si tienen o no los mismos principios de vida y objetivos futuros en común. Sin ello no existe forma que la relación prospere con éxito.

Y claro, una vez tomada la decisión de perdonar dejar claros los límites. El primero y el que yo considero más importante es reconocer que perdonar no significa aceptar o justificar.

Y claro, tener en cuenta que perdonar no significa que seguirán juntos.

Puedes separarte y aprender a perdonar como parte de tu proceso de superación.

O puedes continuar con tu pareja y vivir juntos un nuevo proceso de unión, de compromiso y de visión futura.

Cualquiera de los dos casos está bien.

Lo importante siempre es que tú estés en paz con las decisiones que tomas y que lo que sea que decidas sea siendo siempre fiel contigo misma ante todo.

Si no estás en paz con tus decisiones, entonces es porque no estás tomando las decisiones correctas.

 

 

Ahora quiero saber tu opinión.

¿Qué crees que puede ayudarte para encontrar tu paz interior después de una infidelidad?

Espero tus comentarios, tu historia y tus recomendaciones.

Hasta pronto

Mariela