Antes de entrar en el detalle de cuáles son las principales razones para mejorar tu autoestima, comprendamos qué es la autoestima.

Autoestima: Aprecio o consideración que tiene uno de sí mismo.

Eso es lo que podremos encontrar si buscamos esta palabra por internet o en algún libro.

Pero

¿No te parece algo muy difícil de sobrellevar?

Cualquier persona puede decirte que una de las acciones para tener una vida plena es tener una sana autoestima, pero al parecer el bombardeo de ¿cómo lograrlo? no nos sirve de mucho si no hay una lista del

¿Por que es bueno para mí como mujer tenerla?

Bueno, pues creo que basada en mi experiencia podría darte algunas razones para mejorar tu autoestima.

Déjame te las cuento;

Durante la mayor parte de mi vida fui una mujer físicamente atractiva, sin contar los primeros 10 años de mi vida, cuando atraviesas por los cambios físicos más importantes.

Recuerdo que me traía muchas inseguridades las opiniones de los demás niños, pero conforme pasó el tiempo mi imagen personal fue mejorando pero la idea de mi misma no.

Crecí con la idea de que pasara lo que pasara, hiciera lo que hiciera, o me viera como me viera, jamás sería suficiente para los demás.

Me costó bastante trabajo poder modificar la imagen que tenía de mi misma, pero con el pasar de los años y al visualizar mis errores me di cuenta que la frase de

«Pide lo que estés dispuesto a darte»

tenía muchísima razón y trate hacerla vida.

Hoy a mis 29 años, con 3 hijos, una carrera como maquilladora y asesora de imagen exitosa, puedo decirte que he alcanzado verme a mi misma de la manera que me gustaría que me percibieran los demás.

Me siento orgullosa de mi, me amo y aprecio cada acción, visión que sale de mi.

Me gustaría poder darte estos consejos y después me platiques

¿Qué tal lo estás llevando?

¿Me acompañas?

 

 

5 razones para mejorar tu autoestima

Ojalá tuviera todas las herramientas que hicieran este camino más fácil, pero esto lo determinarás tú conforme vayas avanzando en el.

Conforme vayas poniéndote a ti misma como prioridad.

Es importante estar consiente de que el camino será tan llevadero y difícil como tú lo decidas, recuerda que no hay peor juez que nosotras mismas.

Las limitantes te las pondrás tú y tú serás la que decida levantarse todos los días pensando en que la mayor beneficiada de esto serás tu misma y la gente que te rodea.

 

 1. Entiende de donde viene tu mala autoestima.

Recuerda que la autoestima se forma desde tres partes muy importantes:

1. Cognitivo: Lo que YO pienso acerca de mi misma.

2. Afectivo: Lo que creo de mis cualidades, mis sentimientos, mi respuesta afectiva hacía mi.

3. Conductual: Lo que hacemos, nuestra decisión e intención de actuar.

Hay muchos factores que pueden hacer que día con día nuestra autoestima se vea afectada y deteriorada.

Puedes tener años contribuyendo a tu mala percepción de ti misma,

¿Ya identificaste si tienes una mala o buena autoestima?

EXCELENTE, ahora vamos a escarbar un poco en ello, ya que saber que tenemos una carencia no es cosa fácil.

Reflexiona sobre lo siguiente:

¿Has sentido que no eres suficiente? ¿Que podrías hacerlo mejor?

Constantemente te reprendes a ti misma por ponerte a ti en primer lugar, por pelear por lo que quieres y mereces

¿Te pones a ti misma en segundo o tercer lugar solo para no «lastimar» a alguien?

¿ Amaneces y crees que hoy no será un buen día y que si faltarás tú no pasaría nada, pues cualquiera podría tomar tu lugar y hacerlo aún mejor?

Esta lista puede seguir y seguir.

Pues parte primordial de la baja autoestima es el sentimiento presente todos los días y todo el día, nos parece normal vivir así, y creemos que es la única manera de sentirse cuando no es así.

Permíteme ayudarte un poco y darte todos los días 5 minutos de introspección,

Anota en una libreta

¿que es lo que percibo de mi?

¿Cuáles son mis fortalezas y cuáles mis debilidades?

¿Qué puedo hacer para mejorar?

¿Cómo puedo apoyarme más?

Hazlo y empezarás a ver desde dónde flaqueas.

Encuentra el origen.

 

2. Haz algo por ti, trata de mejorar.

El primer paso para conservar una mala autoestima es NO HACER NADA.

Así que intenta todos los días hacer algo por ti, sal de la zona de confort, intenta un poco más cada día.

Ve un escalón más y sobretodo ayúdate a ayudarte.

Esta comprobado que el autoestima no depende del resultado de tus actos sino de que en realidad actúes.

Afronta toda circunstancia, no la evites.

Eso es lo que hará que al pasar el tiempo logres tener una mejor percepción de ti, que veas que vas siendo más fuerte al decidir hacerle frente a la adversidad, que a pesar del miedo te avientas a vencerlo.

Así de sencillo es, así es como vas a empezar, así es como lo vas a lograr.

Diciendo que Sí, todos los días a aquello que te llena, que te hace feliz.

Hay muchas fórmulas que parecen mágicas para que logremos la mejor de las autoestimas en cuestión de días, pero creo que es mas venta que verdad,

Solo quien de verdad ha lidiado con esto sabe que es algo que puede llevar bastante tiempo, así que volvamos al inicio y NO SEAS DEMASIADO DURA CONTIGO, date el tiempo y amor necesario cada día para llegar al objetivo.

 

3. Que las metas sean claras y precisas.

Hay un dicho que dice

«Lo importante no es ganar, sino participar»

y creo que podemos usarla en este punto ya que a veces queremos lograr todo de golpe.

Queremos ver los resultados inmediatamente y si no los obtenemos como quisiéramos creemos que no esta sucediendo nada, por ello es fijarnos metas claras, básicas y precisas.

Algo como «sólo el día de hoy no vendrán a mi cabeza reclamos sobre cuánto como» SOLO HOY.

Y así al finalizar el día veremos como funcionó, qué fue lo que trajo de bueno, cómo te ayudó en tu percepción de ti misma ante el espejo.

Y mientras más lo disfrutes, sentirás más razones para mejorar tu autoestima.

También es válido identificar qué factores hicieron más difícil poder cumplir con esa meta, tales como ciertas personas que también nos contagian su negatividad o mala percepción de si mismas. Rodéate de gente que te ayude a alcanzar cada meta, que te impulse a sanar, no a hundirte.

Esa es la mejor manera de ver el objetivo más cercano, estando consciente de hacia dónde vamos y qué es lo que estamos trabajando durante este día.

Crea metas sencillas y poco a poco ve aumentando la intensidad y la frecuencia.

A mi me sirvió comenzar por hacerlo durante un día, después hacerlo por 3 días, termine haciéndolo  por 1 mes.

 

4. Identifica tus habilidades y fortalezas.

¿Sabes qué es lo que de verdad haces bien sin NINGÚN esfuerzo?

Hay algo con lo que te sientas súper cómoda por que parece que naciste sabiéndolo.

Bueno, eso se llama FORTALEZA,

¿recuerdas que en el punto 1 te dije que teníamos que identificarlas?

pues será momento de hacer uso de cada una de ellas, por que si te das la oportunidad vas a descubrir muchas más.

Una persona con baja autoestima no estará muy consiente de ellas, le costara trabajo identificarlas por que cree no tenerlas, así que vamos por la tarea del punto 1 y dedícate 5 min de tu día a identificarlas.

Si te sientes cómoda, puedes pedirle opinión a alguna amiga, alguno de tus hijos, tus padres, etc.

Puede sorprenderte la cantidad de fortalezas que las demás personas ven en ti y que tú desconoces, así que mantén la calma y conforme vaya pasando algo en el día y notes esa virtud, anotarla será lo mejor.

Recuerda que lo que tú crees, lo creas.

Así que vamos a crear la mejor versión de nosotras mismas, solo basta con creerlo.

 

5. Deja el pensamiento negativo atrás y conviértelo en algo útil.

¿Qué es lo que escuchas de ti misma cuanto piensas en ti?

¿Te has puesto a pensar que tu misma ayudas de manera activa a tu mala autoestima a estar en constante pleito con tu yo interior y exterior?

¿Qué tan seguido reconoces algo lindo en ti y te das el mérito de haberlo conseguido?

Bueno, pues este paso considero que es el más difícil de lograr, pero también el más gratificante una vez que lo dominas.

Así que comienza YA y date la oportunidad de reconocer tus méritos y esfuerzos, sé generosa, amable, gentil, resiliente, y sobre todo ámate de la manera que te gustaría que los demás te amaran.

Ya que la manera en la que te trates a ti misma será la manera en la que le permitas a los demás tratarte.

Apunta alto, se perseverante y paciente, reconoce tu esfuerzo, y sé la mano que te contenga si sólo por hoy no lograste el objetivo que esperabas.

El dejar atrás los malos tratos que nosotras mismas nos otorgamos es parte fundamental el lograr tener nuestra autoestima sana.

No creo que sea algo del otro mundo lograr sentirte bien y mejor, creo que es parte activa de nuestra sana convivencia con los demás, ya que una vez que sabes lo que eres, lo que vales, lo que otorgas, les permites a los demás verlo de manera mas clara.

 

 

Conclusión

 

Sabes que siempre procuro darte los pasos mas simples que desde mi punto de vista y experiencia me han funcionado a estar aquí.

No seas demasiado dura contigo, te aseguro que te sobrarán las razones para mejorar tu autoestima cuando sepas lo bien que se siente.

Ayúdate como te gustaría que alguien a quien amas demasiado te ayudara, no te exijas demasiado y se realista al momento de fijarte las metas.

No te castigues y tampoco permitas que el cansancio sea quien tome las riendas, pues al final, la mejor versión de ti esta por llegar.

Te abrazo con el alma.

¡Vas a lograrlo!

Elizabeth