Por más que queramos ayudar, a veces es necesario dejarlas ser “infelices” a quienes se quejan de todo.

En nuestro entorno tenemos personas negativas que se quejan de todo continuamente, ellas se enfocan en los problemas y resaltan los aspectos negativos de sus vidas.

Y claro, nosotras sentimos el impulso, casi la necesidad de ayudarlas.

No quiero generalizar y decir que todas las mujeres somos así, pero al parecer la naturaleza femenina hace que siempre queramos ayudar a quienes nos rodean.

Sin embargo no siempre podemos ayudar, muchas veces nuestra ayuda no es bien recibida y hay ocasiones en las que la otra persona no ve nada en lo que deba requerir ayuda.

La verdad es que aunque queramos, no podemos hacer nada por quien no quiere cambiar.

A veces debemos dejar que las personas sean “infelices”.

 

“No me gusta cuando llueve” – “Estoy otra vez enferma”

Es posible que tengas en tu vida personas que repetidamente se quejan de la insatisfacción y tristeza de sus vidas.

Aquellas personas que les gusta hablar de las cosas negativas de sus vidas, de sus malestares, desgracias y desventuras.

Aquellas que describen sus vidas con carácter negativo y que necesitan contar lo mal que están, lo adoloridas, enfermas, cansadas, etc. que se sienten.

Esa persona cercana que repetidamente piensa en negativo, que te hace saber todo aquello que la hace infeliz, pero que no actúa decididamente para cambiar su situación.

Como es de esperarse, cuando personas así están cerca a nosotras y nos importan, hacemos lo posible para “ayudarles”.

 

Las escuchamos.

 

Las escuchamos por horas quejarse de lo mismo día tras día.

 

Les damos consejos, sugerimos ideas, les proponemos actividades para cambiar, para ayudarlas a sobrellevar lo que les aqueja.

 

Pero la verdad es que muchas veces nada ocurre, nada cambia.

 

Hoy les invito a aceptar que no podemos dedicarle todo nuestro tiempo y energías para cambiar la percepción que tienen otras personas sobre una situación en particular o sobre la vida en general.

Tampoco podemos mejorar su situación.

Nuestro único trabajo es escucharlas, preguntarles sobre su vida y sentimientos y mantener nuestra amistad a pesar de lo negativo de las conversaciones.

 

¿Por qué no les podemos ayudar más?

 

  • Porque tal vez necesitan mejor de un profesional.

Si estas personas sufren de algún tipo de depresión, necesitan de un especialista, nosotros tan solo podemos acompañarles en el proceso.

  • Porque nuestra apreciación y opinión es sesgada y poco objetiva.

Se trata de personas cercanas a nosotras, por lo tanto involucraremos muchos sentimientos en ello y la verdadera ayuda vendrá desde un punto de vista imparcial.

  • Lo más importante: no podemos ayudarles porque ellas no están pidiendo ayuda.

Ellas solo nos están compartiendo sus vidas, su forma de pensar y de percibir la vida. Si no te ha pedido específicamente ayuda es porque no está lista para recibirla de ti.

 

Sólo podemos ayudar a quien pide ayuda y sólo se cambia lo que quiere ser cambiado.

 

¿Qué es lo que sí podemos hacer?

 

Si tenemos la intención de ayudarles debemos primero asegurarnos que ellas sí quieren cambiar algo en sus vidas. Para ello debemos preguntarles

 

  • ¿Eres feliz?
  • ¿Quisieras que te ayude a cambiar algo de tu vida?

Si la respuesta es que sí son felices y que no quieren que les ayudes a cambiar su vida entonces debes aceptarlo.

Tan solo te queda aceptar que esa es la vida que ellas tienen y tu deber es seguir siendo buena amiga y estar ahí para cuando te necesiten.

Escuchar, compartir sus vidas y dar un buen ejemplo demostrando que es mejor vivir sin tanta queja y tanto drama.

Y no olviden lo más importante de todo, tener mucho cuidado y no dejarnos contagiar con esos pensamientos negativos.

 

Si quieres cambiar algo, cambia tu vida y da el ejemplo.

 

Mucha suerte!

 

¿Te gusto este Blogpost?

Compártelo y más mujeres se unirán.

Cuéntanos tu experiencia! Danos tu opinión, comenta o escríbeme directamente a marie@historiasparamujeres.com . Me interesa conocer tu opinión.

Mantente conectada! Al subscribirte recibirás periodicamente más Historias para Mujeres.

[mc4wp_form id=”104″]

Esto también te puede interesar

Escritora, asesora especializada en apoyar a mujeres a hacer frente y superar situaciones difíciles mediante el uso de historias, anécdotas, guías, vídeos y libros. Tiene un MBA y un máster de Humanidades. Es también la creadora del Blog Historias para Mujeres y autora del Libro “Siguiente Capítulo”