Vuelve a ti

¿Qué tiene tu presente que no te gusta?

¿Qué te hace sentirte infeliz como en guerra contigo misma y con el mundo?

 

El sentimiento de infelicidad esta en ti.

¿Qué te ha hecho sentirte así?

Es por falta de algo, por estar sola, por falta de dinero, o tu salud esta afectada.

Tal vez es porque te sientes ofendida con alguien o algo

Te sietes inferior, alguien se burló de ti, te hizo sentir muy chiquitita.

O puede ser que te pasas comparando con los demás y estás inconforme con la parte física de ti.

Sientes que tu infelicidad viene de la frustración hacia tu pasado.

De lo que era y no fue, de lo que fue y no debió ser, o de lo que debería ser ahora…

 

¿Quién estás siendo?

 

¿Qué está pasando en ti que logras identificarte con ese sufrimiento e infelicidad?

¿Con qué personaje te sientes identificada?

Te puedo nombrar algunos:

Víctima, súper mamá, salvadora, empoderada, inteligente, mujer seductora, mejor hija, mejor esposa,

¿con qué papel te has identificado?

¿Quién te dijo que tomaras ese papel, que te lo hicieras tuyo, que lo integres a tu vida, que te identifiques con ese papel?

¿Quién te dijo que ese papel eres tú?

y ¿Quién te hizo creer tremenda estupidez?

 

Es como una obra de teatro o una película de cine, donde entras, te sientas y empiezas a ser el espectador de una película, donde hay actores, personajes, y crean una gran historia.

Puedes creerte, puedes ser el personaje, puedes vivir en el personaje, puedes hasta creer que lo que ves en la película es real, pero luego respiras y…

¿Qué sucede?

 

Te das cuenta,  sabes y estás completamente segura que no eres ese personaje, y regresas a tu vida.

Pero qué pasa si te crees ese personaje de la película.

Tu mundo gira en torno a esas creencias, a los pensamientos de ese personaje, a su forma de actuar, inclusive de cómo debe ser, cómo debe verse ese personaje y cómo debe sentir.

Eso es lo que nos sucede en la vida.

Nos estamos poniendo un traje que no es nuestro un papel, que no nos pertenece, que solo es ficción, como la película.

Entonces te preguntarás

‘¿Qué es real en mi vida?’

Si dejas a un lado todos esos personajes, que tú misma has puesto y has cargado algunos por muchos años.

¿Qué es real en tú vida?

Si dejas de creer que puedes con todo y ser la salvadora de todos, de tu esposo, de tus hijos que sin ti no pueden vivir.

Si dejas de creer que puedes con todo y que todo esto te está ahogando.

 

Los tantos papeles que cubres como mujer

 

Ahora que estamos en casa hemos podido ver muchos papeles de cada mujer.

La madre sobre protectora, la madre entregada, la hija que está ahí siempre, la esposa, la profesional, la empresaria, la ama de casa, etc, etc,

Déjame en los comentarios cuál personaje has hecho tuyo, y que todavía no lo has podido soltar.

Cuéntame sobre el personaje que llevas puesto, y que te ha costado dejar a un lado.

 

 

Un pedacito de mi historia en ese estado de infelicidad

 

A veces es necesario ponerse uno u otro personaje.

Pero no te lo quedes porque puede cambiar y hasta puede mejorar.

Una vez que identificas que te sientes infeliz, que te sientes desgraciada, que vives en tu drama y a cuestas con todos o muchos de los personajes que te nombre antes.

¿Qué sucede..?

Puedes preguntarte:

¿Qué hace que me sienta de esa manera?

¿Qué siento, que hace que me siento desgraciada, frustrada o dolida.?

O lo que sea que te esté sucediendo ahora en este momento.

Te has sentido así , yo me he sentido muchas veces así, y había momentos en los que no entendía, hasta ya se me hacia costumbre vivir así, desde ese estado de dolor, drama, sufrimiento.

Hasta llegar al límite de la neurosis, donde en mi cabeza solo se repetía una y otra vez la misma película, como disco rayado.

Haciéndome daño incluso de forma física, llegar a arrancarme el cabello, portándome de forma violenta con los demás que solo querían ayudarme.

Llena de angustia, dolor de no querer estar en este cuerpo de ser yo, de no lograr cumplir con todo lo que se requiere.

Ahora te confieso que por muchos años fui muy dura conmigo misma, siempre traté de ser perfecta, y en esa perfección me perdí, como un niño que pierde su juguete favorito.

Me perdí en todo ese dolor y sufrimiento pensando que era normal vivir así, con todos esos personajes encima de mi.

Y todo porque..

Porque me faltaba, me sobraba, me sentía carente, me vivía comparando con otras mujeres que tenían una hermosa casa, un esposo, y a mi me costaba mucho siempre..  estaba buscando afuera.

 

 

Para sufrir puedes tener muchos argumentos

 

Por sentirte dolida, porque me haces, porque no me controlo…

Puedes encontrar miles de formas y así la lista no puede tener fin.

Jesús sufrió en la cruz solo tres días

Y tú ya llevas en el mismo sufrimiento meses o hasta años.

En qué momento vas a poner fin a tu sufrimiento, independientemente de lo que fuera.

Si la vida fuera todo siempre bello hermoso, sin complicaciones encontrarías la forma de sufrir,

Si la vida fuera toda perfecta, no tendría sentido.

La vida esta llena de desafíos, dolor, risas, llanto, miedo a perder, pero depende de ti si te quieres quedar con todo eso cargando el personaje o realmente te despojas de todas esas mascaras que llevas.

Incluso si solo no te maquillas ya es una máscara, te atreverías a dejar tus máscaras, personajes, papeles impuestos, heredados, y creados por ti misma.

Cuéntame qué tan comprometida estás contigo misma.

O estás siendo tu peor enemiga, buscando y buscando los peros, los sufrimientos, los apegos, la rabia, la frustración.

Si te sientes comprometida contigo misma entonces vamos, déjame contarte cómo lo puedes lograr.

Es un paso a paso, pero por eso no quiere decir que sea la solución.

Yo no soy tú, pero sospecho que si estás leyendo es porque de alguna manera te  sientes identificada con el dolor, drama y sufrimiento que algunas sentimos y que nos ha costado mucho salir.

Si me das permiso te puedo guiar sin que te asustes o te resientas de lo que te escribe mi corazón, son palabras que harán en ti un pequeño clic un cambio de conciencia que opere una fuerza interna en ti que puedas decir.

¡Yaaaa  por fin lo entendí!

Estoy sufriendo y no hago nada por mejorar

o

Lo hago pero luego caigo en lo mismo, siempre lo intento y vuelvo y caigo en lo mismo.

Lo que sea que sean tus patrones repetitivos, siempre vuelven.

¿Qué esta pasando en ti, en mí, cuando seguimos atadas a sufrir al drama, al dolor a la oscuridad, oscuridad que está ahogándote y no te lleva a ningún lugar, que no encuentra por ningún lado la luz?

Entonces estas dispuesta a hacer clic en ti para darte cuenta que está ocurriendo en ti?

Vamos por ello…

 

Ejercicio de reflexión para volver a ti

 

Puedes usar un cuaderno para ir escribiendo todo lo que te diga tu mente, vamos a desenmascarar tu mente, tus pensamientos, tus creencias, tu ego.

Tu ego que es el gran oponente, es el que te ha hecho reaccionar de tal o cual manera, entonces: Pregúntate:

¿Qué pensamientos ahora me están haciendo sentir infeliz?

¿Qué recuerdos tengo sobre esto?

¿Cómo me siento cuando estoy en el drama y en el sufrimiento?

¿Qué tan frecuente me ocurre esto?

¿Qué hice yo para que esto se manifieste hoy en mi vida?

¿Cuál es mi vía de escape cuando me siento así?

Puedes escribir todo lo que venga a tu mente.

Déjate llevar por la emoción

La única manera de salir de ese estado es darte cuenta que es lo que te está haciendo sentir infeliz

Y si realmente es la felicidad paz y tranquilidad lo que hoy deseas.

Trata de escribir no desde tu mente, sino desde el corazón.

De tu corazón dolido por tantas capas de situaciones, ideas, creencias, de todo lo que no hace que mires al cielo, de todo lo que hace que no puedas sentirte en paz.

Luego de escribir todo lo que sientes, de sacar toda la basura que has acumulado en tu ser, empezarás a sentirte más liviana,  más clara, en tu mente.

Puedes hasta empezar a sentir el latido de tu corazón,  que te está diciendo que estas viva, que estás aquí en el presente en el ahora, donde nada pasa donde todo es perfecto tal como es.

Ese momento va a llegar te lo aseguro, puede demorarse pero llegará la paz y la calma, donde tu mente dejará de interferir y podrás darte cuenta de ese cambio.

Que todo lo que sentías era una cuento una película, un drama creado por tu mente, tu ego, por una parte de ti, pero lo cual no eres tú

¿Quién eres tú?

Tú eres luz, eres divinidad, eres amor, lo natural es sentirte así en paz contigo con tu momento presente, con el ahora.

Ahí es cuando fluyes con la vida, donde no interviene tu ego, tus pensamientos ni creencias que ya  están siendo obsoletas que ya tienen fecha de caducidad pero tú no te estás dando cuenta de que tienes que dejar ir..

Dejar ir significa ya no apegarte:

no decir esta historia es mía, este dolor es mío, este sufrimiento es parte de mi, simplemente es y ya fue.

 

Liberarte del dolor para poder volver a ti

 

Ya dejas de aferrarte al dolor con más dolor.

La única manera de cambiarlo es siendo consciente de este momento,

Y por un momento sentirás tu presente tu ahora.

Te lo vuelvo a repetir para que no te olvides: este momento donde eres una con el todo.

Y sentirás que nada pasa, que todo es perfecto y tu ser se llenará de paz y felicidad.

Y  ¿Qué debo hacer si vuelve este dolor?

Volver a cuestionar que hace que te duela, preguntarte

¿Qué te está enseñando este dolor?

¿Qué aprendizaje me está dejando esta situación dolorosa?,

Y no dejar que tu ego interfiera y no dejar que tu ego controle tu vida,

Tú no eres el ego, tú no eres tus pensamientos

Deja de cargar personajes, deja de creerte la película donde el malo y el bueno eres tú misma,

Y vuelve a ti, a este momento donde eres y te vuelves uno con el espíritu, la divinidad, el momento presente y solo hay felicidad, paz y armonía.

Si solo recuerdas estas palabras cada vez que sientas que quiere apoderase de ti el dolor y el sufrimiento, pues, vuelve a ti, solo eso.

Vuelve a ti, a tu presente, donde todo es perfecto, donde todo y nada ocurre.

Solo está el ahora y eso te llena de amor y si lo sientes cuando puedas,

Te vas a dar cuenta que con eso te vasta y te sobra para estar en esta vida, no lo problemas ni tus mascaras solo tu siendo uno con tu momento presente.

Eso es el despertar, poco a poco vas a estar más atenta, más despierta de tu dialogo interior

Cuando tu ego, tu mente, tus personajes quieran hacer de las suyas y reaccionar.

Estás más atenta, más despierta, hasta que estar despierta será tu forma de vida,

Claro, tendrás que planificar, organizar, crear, hacer todo lo que requiere ser mujer, madre, esposa, pero ya no vivirás atada a ningún personaje.

Solo tomarás el papel en la película, pero ya no reaccionarás y te creerás todo eso dolor que es mental y no es real.

Lo real es tu ser, tu divinidad, tu propio ser vivo, ser mujer, hermosa única viviendo en el momento presente.

 

Gracias por dejarme acompañarte con estas palabras que sé que te ayudarán a mejorar tu momento presente.

Me gustaría mucho que lo compartas si te sentiste identificada y déjame tus comentarios, me encantaría mucho leerte.

Con cariño Patty Gavilanes