Una buena comunicación de pareja es un factor clave para una relación exitosa.

Y la clave es tener una comunicación asertiva de pareja.

Muchos creerán que tener una buena comunicación de pareja es una tarea sencilla pero eso no es del todo cierto.

Mantener una buena comunicación si puede ser sencillo, pero no todos conocen cómo conseguirlo.

Es por este motivo que en este artículo te aclaro dos puntos esenciales que son la base para desarrollar una buena comunicación con tu pareja.

 

El rol de quien escucha y de quien habla

 

Una relación de pareja está conformada por dos personas que vienen de caminos completamente distintos.

Cada uno trae su propia historia y cada uno tiene su propia forma de comunicar.

Ambos están acostumbrados a dinámicas diferentes y aun así están obligados a comunicarse asertivamente con quien aman.

A pesar de la diversidad de diferencias que pueden existir entre las personas, las parejas se unen para formar un solo equipo y juntos construir un futuro.

En el camino deberán aprender muchas cosas del otro y deberán aprender a conocerse.

Pero nada de eso es posible sin una buena comunicación entre ellos.

Solo con una buena comunicación podrán conocer los criterios del otro y convertirse en una pareja con buenas bases para construir juntos un futuro.

¿Cómo hacerlo?

Aprende a escuchar y a hablar asertivamente.

A continuación te enseño cómo hacerlo

 

Los roles de una buena comunicación de pareja

Las obligaciones de quien escucha.

communicacion-pareja-escuchar

Escuchar lo que tu pareja dice

La clave de una buena comunicación de pareja es saber escuchar. Prestar atención con una mente abierta, receptiva y positiva.

Escuchar sin asumir, sin interrumpir, sin pensar en otras cosas y sin planear anticipadamente una respuesta.

Escuchar sin defenderse.

Quien escucha debe permitir que el otro exprese sus sentimientos, pensamientos y puntos de vista y debe escucharlos conscientemente.

Exacto, tal y como lo lees. Si escuchas debes hacer precisamente eso. Detener todo lo que está en tu mente y escuchar.

No pienses en la respuesta que vas a dar, ni formules en tu mente tu punto de vista. Solo escucha.

La teoría puede resultar muy clara pero en la práctica esto no es tan fácil.

 

¿Por qué se nos hace tan difícil escuchar?

Cuando somos parte de una conversación es común que dediquemos más concentración a pensar anticipadamente en una respuesta que a escuchar.

Y cuando se trata de una discusión es aún peor.

Existen dos motivos principales por los cuales se nos hace tan difícil escuchar.

El primero es porque tememos no tener la razón. Y el segundo es porque tememos no llegar a ser escuchadas.

Por estos dos motivos es que nos apresuramos a contestar, interrumpimos y no escuchamos conscientemente lo que la otra persona está diciendo.

Pero debes aprender a controlarte y a dar al otro lo que tú también esperas recibir.

 

Cuando el otro habla tu obligación principal es escuchar.

 

Para evitar estar pensando en respuestas anticipadas o en cualquier otra cosa, yo te sugiero que concentres tus pensamientos en hacer notas mentales de lo que tu pareja acaba de decir.

Cuando escuches presta suficiente atención como para ser capaz de repetir en ideas generales lo que te acaban de decir. Eso te asegurará tener información objetiva cuando llegue el momento de dar tu punto de vista.

Ten presente que lo ideal en una conversación con tu pareja no es decidir quién de los dos tiene la razón sino conocer el punto de vista del otro y juntos obtener una conclusión y/o solución.

Permite primero que el otro exprese sus opiniones, sentimientos y puntos de vista. Luego llegará tu turno.

 

Hacer preguntas para conocer más y aclarar dudas

Comunicar no es siempre fácil para todos y la segunda obligación de quien escucha es hacer preguntas para ayudar al otro a comunicar lo que quiere.

No se trata de interrumpir frecuentemente con preguntas, sino de ayudar al otro a comunicar todo lo que desea.

Puedes decir por ejemplo:

  • ¿Hay algo más que estés sintiendo?
  • ¿Desde cuándo te sientes así?
  • Yo estoy aquí para escucharte, dime con tranquilidad todo lo que desees decir.

 

Si a tu pareja le cuesta comunicarse hazle saber el interés genuino que tienes en conocer sus sentimientos y pensamientos e intenta hacer preguntas abiertas sobre el tema.

Yo te sugiero preguntar por ejemplo cómo se siente ante la situación específica sobre la que estén hablando. Puedes preguntarle también su opinión, o qué pensamientos tiene al respecto. Pregúntale también qué cambios harían que se sienta mejor o peor.

 

Repite con tus propias palabras lo que entendiste y pregúntale si estas en lo correcto.

Querrás asegurarte de estar entendiendo lo que te dicen y si estás equivocada no tengas miedo de pedir que te lo aclaren nuevamente.

Finalmente no olvides preguntar qué es lo que espera tu pareja de ti. Tú debes estar interesada en conocer si tu pareja espera una acción de tu parte como objetivo final de la conversación.

 

La actitud con la que escuchas

Una buena comunicación de pareja no es únicamente conocer y controlar como dices las cosas sino también percibir lo que comunica tu pareja con su expresión corporal.

Cree en ti, tú conoces profundamente a tu pareja y si tan solo dedicarás suficiente tiempo a escuchar y ver lo que te está diciendo, entonces entenderías más de lo que quiere comunicarte.

Usualmente no estamos acostumbrados a expresar adecuadamente nuestros sentimientos. Mucho más difícil es comunicar nuestros sentimientos. Por eso, cuando se dé la oportunidad y tu pareja abra su mente y corazón para comunicarse contigo debes querer recibir toda la información que te dé.

Fíjate en sus manos, ellas te dirán mucho de las emociones que pudiera estar sintiendo al hablar contigo.

Presta atención a su mirada, eso sí, asegúrate de verlo con amabilidad y no como quien está evaluándolo.

La comunicación no verbal es un factor importante tanto para quien escucha como para quien habla. Es por eso que al final de este artículo te daré una recomendación para leer más sobre la comunicación no verbal.

 

Las obligaciones de quien habla

comunicacion-pareja-hablar

Enfocarse en un solo tema a la vez

Si vas a hablar de un tema importante para tu relación es mejor si lo haces enfocándote en un solo tema a la vez. Este es un consejo muy útil en la comunicación.

Tu pareja estará haciendo el mejor esfuerzo para escucharte (al menos eso espero) y le será más fácil concentrarse en lo que dices si hablas de un solo tema.

Y mejor aún si hablas de la manera más directa y objetiva.

Recuerda que los hombres son simples y mientras más directo te comuniques más será lo que puedan entender.

Cuando tengas la necesidad de comunicar algo piensa en el objetivo final de la conversación. Qué es lo que deseas comunicar y para qué. Quizá quieres hablar de un tema para conocer la opinión de tu pareja o quizá buscas encontrar la solución a un problema. Sea cual sea el motivo; lo ideal es que exista uno solo.

No manipules la información que entregas para cambiar la actitud de tu pareja o la dinámica de la conversación.

No toda conversación implica un acusado y una víctima ni mucho menos una queja o discusión de por medio. Cuando existe una buena comunicación de pareja los temas de las conversaciones son en su mayoría para compartir y descubrir y no tanto para discutir o solucionar.

Crea estas conversaciones.

Investiga de temas interesantes y conversa, da tu opinión al respecto y escucha el punto de vista de tu pareja. Hacerlo les mantendrá unidos e interesados y evitarás que lleguen los días en los que no tengan nada de qué hablar o que no sepas como comunicarte.

Si quieres leer más sobre cómo mantener interesado a tu pareja lee aquí.

 

La actitud con la que te expresas

Igual de importante que lo que dices es cómo lo dices.

En eso se incluye el tono de tu voz, los movimientos de tu cuerpo, la forma y frecuencia en la que haces contacto en la mirada.

Una actitud positiva y receptiva es la mejor herramienta para tener una buena comunicación con tu pareja. Asegúrate de hablar con una postura abierta y amigable.

Tu pareja debe comprender con tu comunicación no verbal qué características tiene que el tema del que estás hablando. Se trata de un tema importante, trascendental, entretenido, delicado, etc.

No puedes estar acostada viendo televisión y pretender que tu pareja se dé cuenta que lo que estás diciendo es importante para ti o para su relación.

Si deseas saber más sobre la comunicación no verbal te recomiendo leer el artículo «Lenguaje corporal y comunicación no verbal» Ahí podrás encontrar más información sobre lo que comunican tus expresiones, posturas, apariencias, etc.

 

Hablar con sinceridad

El valor más esencial de la buena comunicación de pareja es la sinceridad.

Hablar con sinceridad produce confianza y genera lazos más estrechos en la pareja. Esto siempre y cuando ambos sean sinceros con sí mismos y con el otro. Ninguno podrá pedir sinceridad y transparencia sin dar lo mismo a cambio.

Una relación estrecha incluye información muy personal de ambas partes y total respeto hacia las historias, experiencias y confesiones de cada uno.

Una acertada comunicación de pareja es aquella en la que puedes conversar con sinceridad y transparencia sin tener miedo de ser juzgada o criticada.

Se sincera también con las emociones.

No es necesario que ocultes o que exageres ningún tipo de sentimiento.

Siéntete libre de expresar tus emociones pero asegúrate de estarlas comunicando. No es lo mismo subir la voz y perder el control que explicar a tu pareja cuanto te molesta algo y expresar la ira, frustración o impotencia que eso pueda provocar en ti.

 

Este artículo te ayuda a comprender las bases para tener una comunicación de pareja más asertiva.

Si deseas conocer más consejos para mantener una buena comunicación de pareja asertiva, lee aqui.

Y si crees que necesitas aprender a manejar las discusiones de pareja entonces lee aqui.

 

Toma en cuenta esta información y comprométete a tener una mejor actitud la próxima vez que converses con tu pareja. Escucha y habla asertivamente, así su comunicación será más profunda y crearás más lazos fuertes con tu pareja.

 

Buena suerte y hasta pronto.