Tenemos que hablar sobre lo que NO es amor.

Y a diferencia de la mayoría de las veces, escribo este artículo con mi corazón un poco agitado por la indignación.

Y discúlpame por ello.

Mis emociones no son específicamente contra ti, pero si estás leyendo esto es porque, de alguna forma tú también crees en algo que definitivamente NO es amor.

A continuación voy a compartir contigo 4 casos muy específicos que he conocido como denominadores comunes entre historias que demuestran claras señales de lo que no es amor.

Confío que estas historias reales despierten reflexiones en ti y logres comprender que si aún justificas relaciones tóxicas como estas, estás muy equivocada respecto a la definición de amor.

 

No es amor cuando hay maltrato

Libro Siguiente CapituloTan simple y sencillo como eso.

Si existe algún tipo de maltrato no es amor.

Y lo más importante de ello.

Si es que tú crees que amas a quien te maltrata, debes saber que eso que sientes TAMPOCO es amor.

Olvídate de decir que estás enamorada de quien te insulta, grita, humilla, miente, golpea, engaña, etc.

Y ni pienses en justificar tu permanencia en esa relación afirmando que lo amas.

Porque sea lo que sea que creas estar sintiendo NO es amor.

Puede ser una dependencia, miedo a estar sola, comodidad, presión social, idealización, nostalgia, o lo que sea.

Pero bajo ninguna circunstancia es amor.

 

La infidelidad no se perdona por «amor»

Si estás en una relación amorosa en la que te han sido infiel y decides permanecer en ella es tú decisión y está bien.

Si es posible superar una infidelidad y construir una nueva relación de pareja después de ello.

Pero no te equivoques al pensar que es el amor el que los une.

Ni afirmes que decides perdonar una infidelidad porque lo amas.

Porque eso no es amor.

Amar es una decisión y tú no deberías jamás decidir amar a una persona que te ha fallado.

No hay motivos para amar a quien te lastima, te miente, te engaña, te culpa, etc.

No.

Si tú decides personar una infidelidad es porque ambos, de manera voluntaria, se han comprometido a construir una nueva relación de pareja.

Lo que los mantendrá unidos será el compromiso y la decisión de amar en la NUEVA relación que construyan juntos.

Pero no puedes imaginar que continuar en una relación de infidelidades es amor y que el amor será el encargado de unirlos.

 

Respecto a quien afirma que no es bueno para ti

Te confieso que el corazón se me aprieta cada vez que escucho una historia en la que una profunda tristeza agobia a quien cree no quiere aceptar que la pareja no es el compañero adecuado.

Si tu pareja o tu ex te dice que no es bueno para ti, entonces acéptalo.

Están siendo sinceros contigo, te están advirtiendo que no te van a dar la relación que deseas.

Te están haciendo un bien, así que acéptalo y agradece la oportunidad.

Deja de creer que puedes cambiarlo.

Ni pienses que con tu amor es suficiente porque no lo es.

Y mucho cuidado con caer en la tentación de conformarte con menos de lo que tú muy bien sabes que deseas.

Quedarte junto a quien te advirtió que no es bueno para ti es asumir que no vas a tener la relación que mereces y estar dispuesta a no quejarte al respecto.

¡No hagas eso contigo!

Lo que estás viviendo es más parecido a una compleja idealización y no una relación sana.

Aprovecha la sinceridad de la otra persona, acepta que no es la relación que tú mereces y continúa con tu vida.

Hacerlo será mejor que atarte a quien no está dispuesto a construir una relación contigo

 

La dependencia económica NO es amor

Y claro que iba a llegar a este punto.

Con cariño, pero con mucha firmeza te digo que dejes de justificar tu permanencia en una relación por la dependencia económica.

Y sé muy bien que habrá muchas que aseguran que no es fácil empezar de cero, con hijos, sin trabajo, sin experiencia, etc.

Por supuesto que no es fácil.

Pero muchas mujeres si lo han logrado, por lo tanto sabemos perfectamente que no es imposible hacerlo.

En lo que quiero enfocarme es en que dejes de excusarte.

Deja de decir que la relación es lo que importa. No afirmes que estás enamorada, ni lo justifiques detrás de la palabra amor.

Si estás en una relación en la que no eres feliz, en la que no te puedes desarrollar, en la que no amas ni te sientes amada por el gran MIEDO a ser económicamente independiente, es momento de que dejes de mentir a ti misma y a al resto.

Lo que tú tienes es una dependencia económica de la cual seguramente ambos sacan provecho.

Y si no estás conforme con ello, entonces debes dejar de quejarte y empezar a cambiar tu realidad.

Pero si decides no cambiar tu realidad y continuar con una relación tóxica por este motivo.

Entonces es momento de aceptarlo y asumir la responsabilidad de tu decisión.

 

La dependencia emocional tampoco es amor

Ya lo aprenderás al leer Siguiente Capítulo:

«una relación sana se construye entre dos personas que tienen su propia felicidad para compartir y el compromiso voluntario de construir un futuro juntos»

Mariela Sánchez, Siguiente Capítulo

La relación amorosa te complementa, te da hermosas experiencias y la oportunidad de compartir de forma especial con una pareja.

No te da la vida ni tu felicidad.

Tu felicidad no llega con una pareja, ni se acaba con la ausencia de ella.

La soledad no se acaba con una pareja. Te lo aseguran las millones de mujeres que se sienten sumamente solas a pesar de dormir acompañadas cada noche.

Y los miedos no desaparecen con el título de casada.

Por lo tanto, no son tus miedos los que mantienen unida a la pareja.

Deja de buscar en el título de «acompañada» la solución a tus propios vacíos.

Ni pienses que la solución a tus miedos, falta de amor propio, inestabilidad, o lo que sea llegará con una pareja.

Porque no es así.

Una relación sana no se construye buscando ansiosamente alguien para llenar tus vacíos, ni alguien para solucionar tu vida.

Tú eres la única responsable de ti misma y sólo cuando seas consciente y responsable de tus emociones, pensamientos y actitudes podrás construir una relación sana.

 

Si incluye mentiras no es amor

¿Cuál es el límite entre las mentiras blancas y las no tan blancas?

Tú sabrás.

Tus comportamientos responden a los valores esenciales que determinan tu vida y en base a ello sabrás qué es «aceptable».

Pero vamos, hablemos con sinceridad.

Una relación que tiene que ser escondida no puede ser una relación sana.

A quién pretendes engañar… Si tiene que ser escondida es porque hay algo mal en ella.

¿’Y qué hay de aquellas relaciones que utilizan la manipulación para obligar ciertas decisiones?

¿Crees que tras lograr un objetivo gracias a una mentira significa «ganar»?

Pues déjame decirte que estás muy equivocada.

En la relación de pareja lo que es malo con el tiempo únicamente se intensifica.

Así que si empieza con mentiras y manipulaciones no puedes esperar honestidad y compromiso real.

No te engañes a ti misma al creer que las mentiras van a acabar.

Ni justifiques las mentiras que tú escondes detrás de la palabra amor.

Porque recuerda, amar es una decisión y nadie en su sano juicio decide amar a un/a mentiroso/a.

 

Reflexión

Si, acepto que estas palabras pueden sonar duras para algunas de mis lectoras.

Y en realidad espero que así sea.

Mi misión es cambiar la vida de mis lectoras y guiarlas para construir la vida con la que ellas se sientan orgullosas.

Y parte de mi trabajo es acompañarte y guiarte en los momentos difíciles para que descubras tu fuerza interior.

Pero es también mi obligación hablarte con sinceridad.

Es nuestra obligación ver la verdad de cada situación.

Es por eso que he escrito este breve pero directo artículo.

Porque quiero que aquellas mujeres que se ponen a sí mismas en posición de víctimas de una circunstancia, vean su realidad desde la verdad.

Sé que no es fácil afrontar el desamor.

Y conozco perfectamente el horrible miedo que tienen muchas a quedarse solteras.

Pero nada es peor que limitarse a sí mismas por permanecer en relaciones tóxicas.

Así que mi misión con este artículo es hablar con sinceridad sobre lo que no es amor.

Quiero que desaparezcan las justificaciones, las excusas y que se deje de tapar la falta de decisión con la palabra amor.

La relación más importante que tienes es la relación contigo misma.

Es decir, tienes que darte lo mejor, cuidar de ti, amarte incondicionalmente, apoyarte, ser tu mejor aliada, ser fiel contigo misma, respetar tus sueños, fortalecerte diariamente, etc.

Eso es amor.

Y sólo cuando lo haces contigo misma podrás estar lista para hacerlo con una pareja.

Tan solo quiero que hables con la verdad en lugar de esconderte debajo de una circunstancia que tú misma aceptas.

Mucha suerte y hasta pronto

Marie